La Junta ofrece una ayuda a la niña autista supuestamente maltratada

La madre pone a los medios de comunicación las grabaciones. :: j.r.

Ha nombrado a una instructora que investigará si es cierta la denuncia contra la directora del colegio público San Francisco

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura, fue ayer muy claro sobre el caso de los supuestos malos tratos que una niña autista de 13 años ha sufrido por parte de la directora del Colegio Público San Francisco: «Hay que mirar por el interés de la niña, pero hay que respetar la presunción de inocencia de los trabajadores del colegio», aseguró.

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, dijo ayer lo mismo en Cáceres, antes de reunirse en la sede de la Delegación Provincial de Educación con Ana Belén Salas, madre de la niña autista, y su abogado Ángel Luis Aparicio.

Ambas pidieron a la consejera que adoptara la medida cautelar de apartar a la directora de su puesto de trabajo, tras haberle grabado, supuestamente, diciendo que había pegado a la niña; pero Esther Gutiérrez señaló que la Junta ha abierto ya un expediente y que una instructora investigará si hubo o no maltrato y cuando se termine la investigación se resolverá qué hacer con la directora. La consejera quiso transmitir tranquilidad en cuanto al funcionamiento del centro de enseñanza.

Más información

En el caso similar de un colegio de Getafe, en donde se investiga a varios docentes grabados por malos tratos, no han sido apartados de sus puestos de trabajo.

En la reunión de ayer también se abordó el punto importante de la escolarización de la niña que lleva desde el 17 de mayo sin ir al colegio. La madre se niega a que regrese mientras la directora siga en su puesto, y la consejera ofreció una ayuda de 300 euros al mes para que la menor reciba enseñanza de un profesional en su domicilio. La solución es rechazada porque el importe costearía menos de la mitad de lo que vale contratar a un especialista, «de todas formas sólo queda un mes para que termine el curso», señaló el letrado.

Ana Belén Salas, que preside la Asociación de Familias de Personas con Trastorno de Espectro del Autismo de Cáceres (Aftea), también propuso ayer a la consejera que se cree en su asociación un aula especial donde se ofrezca enseñanza especializada a su hija y a más niños con autismo. Hay que recordar que en Cáceres también hay otra asociación de familiares de personas con autismo, Divertea.

Por otro lado, tanto la progenitora como su abogado niegan que la niña sea violenta, aunque personas cercanas al centro de enseñanza San Francisco aseguran que el año pasado dio una patada en el pecho a una educadora.

Por su parte, la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, pidió a la Junta de Extremadura que se vuelque con este caso «y llegue hasta las últimas consecuencias. Espero que se resuelva cuanto antes porque hablamos de un caso de suma gravedad», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos