'El Johnny', con miles de euros en los bancos, lleva 18 años cobrando subsidios

'El Johnny' está en prisión por el tiroteo de Plasencia en agosto. :: l. c.

Los dos presuntos cabecillas de la trama del blanqueo dicen que se ponía el dinero a nombre de menores para no pagar multas de tráfico

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

Se notó la ironía de la fiscal Yolanda Forte, cuando después de relatar los numerosos movimientos de miles de euros que había hecho en los bancos, incluido un ingreso de 100.000 euros en metálico, le dijo a Ángel S. V., alias 'El Johnny': «Parece que le daba para mucho el dinero de la chatarra».

'El Johnny' había declarado que todo el dinero era fruto del trabajo que daba la venta ambulante, la cereza, los melones, y sobre todo la chatarra. «Con la chatarra había meses que ganaba 3.000 euros y otros 5.000 euros». En teoría él y su mujer, también acusada, tenían 20.000 euros brutos al año, que procedían de que cada uno cobraba 425 euros al mes de la prestación por desempleo. Él lleva 18 años cobrando ayudas por desempleo y ella 16 años.

Ayer se reinició, en el salón de actos de la Facultad de Empresas, Finanzas y Turismo de Cáceres, el juicio con más acusados de España por blanqueo del dinero, en donde se sentarán en el banquillo 117 personas. Las declaraciones de los acusados empezaron ayer, escuchando el testimonio de los dos presuntos cabecillas de la trama de blanqueo de dinero, junto a sus mujeres.

«Aquí hay muchos millones. Está todo liado. El banco ha estado tramando algo...» Fernando V. V., 'El Pastor' Le piden nueve años de cárcel

El primero en declarar fue 'El Johnny' que estaba esposado, ya que se encuentra en prisión, no por esta causa sino por estar acusado de haber participado en un tiroteo que tuvo lugar en Plasencia el pasado mes de agosto.

La fiscal fue contundente en su acusación. Según ella, a pesar de carecer en teoría de ingresos 'el Johnny' realizó en el Banco Popular ingresos de considerables cantidad en 40 cuentas de 29 personas. Figura como titular de una cuenta con su mujer Dolores. P. F., en la que se le concedieron cuatro préstamos por un total de 110.000 euros. También tenía dinero en la Caixa, en donde le dieron un préstamo de 50.000 euros, abriendo una cuenta con otra persona en la que había 90.000 euros. El matrimonio tiene cuatro hijos que tenían cuentas abultadas, dos de ellos siendo menores de edad.

La vivienda del matrimonio, ubicada en Plasencia, figuraba como el domicilio de otras cuentas corrientes de otros acusados, llegando a ellos la información bancaria.

El acusado señaló que la Guardia Civil «se había inventado muchas cosas» en la investigación. Llegó a declarar que era casi analfabeto y que hacía lo que le señalaba el director del banco. Sin dar explicaciones a la pregunta de la fiscal, de cómo era posible que teniendo bastante dinero en el banco, pidiera numerosos prestamos que pagaba a los pocos meses. «¿No lo hacía para decir que el dinero que tenía era de los préstamos?», insistió la fiscal.

«El dinero es de trabajar. Con la chatarra había meses que ganaba 3.000 euros y otros 5.000» Ángel S. V., 'El Johnny' Le piden nueve años de cárcel

Su mujer, Dolores, tampoco explicó cómo era posible que cobrando el paro hubieran pagado en metálico dos viviendas. Según la acusación, el dinero procedía de la droga. 'El Johnny' ha sido condenado por traficar con sustancias estupefacientes.

El otro presunto cabecilla de la trama es Fernando V. V. conocido en Plasencia como 'El Pastor', al ser quien dirige el culto evangelista en el barrio de San Lázaro. Comenzó a declarar de manera algo altiva, llegando a llamarle la atención hasta tres veces la presidenta de la Audiencia, María Félix Tena, que le dijo al abogado defensor, Estanislao Martín, que le explicara cómo se tenía que comportar en un juicio.

'El Pastor', en el centro, junto a su abogado y su mujer:: L. CORDERO
'El Pastor', en el centro, junto a su abogado y su mujer:: L. CORDERO

Avalista

Según la fiscal, tenía con su mujer cuentas por un total que superaba los 500.000 euros, era avalista de 30 prestamos y tenían tres viviendas y dos locales. Echó toda la culpa al Banco Popular, «aquí se habla de muchos millones y está todo liado. El banco ha estado tramando algo... Estaba hasta el cuello y ha implicado a los gitanos de Plasencia». Señaló que gran parte del dinero era 'del culto', explicando que habían comprado una nave de 400 metros para hacer ahí la iglesia, recalcando que el culto está totalmente en contra de la droga. Su mujer se negó a declarar.

Los dos presuntos cabecillas señalaron que en el procedimiento hay muchos menores con cuentas de dinero, «para evitar pagar las multas de tráfico», y que se veía mucho movimiento de dinero porque eso es normal en el mercadillo, en donde igual en un día venden, según ellos, de 400 a 800 euros.

Para cada uno de los supuestos cabecillas el fiscal pide nueve años y medio de prisión y para sus mujeres, ocho años; además de multas que oscilan entre los 100.000 a los 800.000 euros. Ellos aseguran que son inocentes.

El juicio se reanudará el día 30 c de octubre.

Fotos

Vídeos