El incendio del mesón Carlos V genera daños de unos 20.000 euros

Estado en el que quedó la cocina. :: armando méndez

El humo también afectó a una vivienda del bloque de la Plaza Mayor y el local deberá estar varias semanas cerrado

M. M. NÚÑEZ CÁCERES.

A media mañana del viernes, en los soportales de la Plaza Mayor, el gerente del Mesón Carlos V conversa con un par de amigos como si fuese un día cualquiera. Ni su cara ni su sonrisa dejan una sola pista de la dramática situación que se vivió en ese mismo espacio pocas horas antes. La tarde del jueves convirtió el local gastronómico en un infierno de llamas y humo, después de que la parrilla prendiese cuando el cocinero preparaba una ración de carne. «Subió por la campana extractora y afectó a todo el negocio e incluso a la vivienda que tengo arriba. Pero para mí lo principal de todo es que no ha habido que lamentar daños personales», relata Marcelino López. El empresario calcula pérdidas y daños de un mínimo de 20.000 euros y admite que mientras se retoma la actividad normal el mesón deberá permanecer cerrado unas tres semanas.

Marcelino López era una de las tres personas que se encontraba en la cocina cuando se precipitaron los acontecimientos. «Cogí el extintor y me puse a apagar lo que pude. Pero enseguida me di cuenta del peligro y les dije a los demás que saliesen». Se fija en que tanto los bomberos como la Policía Local llegaron con rapidez y pudieron actuar. El portavoz municipal, Rafael Mateos, reseñó ayer que los profesionales del Sepei y los agentes de la Policía Local cacereña estuvieron a la altura por su capacidad de actuación y por la agilidad con la que intervinieron.

El mesón Carlos V abrió en la Semana Santa de 2012 justo un año después de concluirse la remodelación que permitió recuperar la zona y ha facilitado la apertura de varios negocios de este tipo en la Plaza.

Fotos

Vídeos