Heineken pierde un pleito con un restaurante que cerró en la Plaza cacereña de San Juan

SERGIO LORENZO CÁCERES.

«Es un ejemplo de cómo una gran empresa se aprovecha del cierre de pequeños negocios», afirma el abogado Javier Casado tras haber ganado un pleito a Heineken España.

Él ha representado al restaurante Chiara, que estaba en la plaza de San Juan. La reciente sentencia de la Audiencia de Cáceres, que confirma una anterior del Juzgado nº 4 cacereño, se refiere a un contrato de junio de 2012 entre la marca de cerveza y los hosteleros.

La empresa cervecera le hizo entrega de 3.000 euros, y el restaurante se obligó a comprar un volumen total de 7.264 litros durante 60 meses.

Por cada litro que adquiría amortizaba la cantidad entregada, a razón de 0,35 euros por litro. Tras cerrar el negocio, Heineken exigió al resturante 2.197 euros alegando que no había cumplido el contrato.

La Audiencia ha rechazado las pretensiones de Heineken al indicar que obliga al hostelero a firma un pagaré en blanco, ya que si el empresario cierra o entiende que no ha consumido los litros pactados, rellena unilateralmente un pagaré y lo pasa al cobro. También ha anulado el contrato al entender que no se puede dejar el cumplimiento de un contrato al arbitrio de uno solo de los contratantes, y al considerar que la empresa cervecera «no ha probado con claridad necesaria el incumplimiento contractual que atribuye a la parte demandada».

Casado apunta que hay hosteleros que han ganado pleitos a la cervecera en audiencias también de Madrid y Barcelona, además del Tribunal Supremo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos