El fiscal rebaja la pena a 34 de 117 acusados de blanqueo de dinero

Parte de los abogados defensores en un receso del juicio. :: S. Guinea/
Parte de los abogados defensores en un receso del juicio. :: S. Guinea

Retira la condición de cabecilla de la trama a Fernando Vázquez Vargas, el pastor de la Iglesia Evangelista que vive en Plasencia

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

El Ministerio Fiscal ha cambiado su calificación en el juicio, en la Audiencia Provincial de Cáceres, a 117 personas acusadas de blanquear dinero procedente del tráfico de drogas.

Si antes señalaba que la banda tenía dos cabecillas de toda la trama que eran: Ángel Silvia Vargas, alías 'el Johnny' y Fernando Vázquez Vargas, pastor de la Iglesia Evangelista de Plasencia; ahora destaca como único cabecilla a 'el Johnny', para el que el pide nueve años y medio de prisión, por lo que rebaja la petición de pena para 'el pastor', defendido por el abogado Estanislao Martín, que pasa a equipararse al resto de los acusados. También retira la acusación a 33 acusados de pertenecer a un grupo criminal.

De esta manera a la persona a la que pide más pena de cárcel es a 'el Johnny', con nueve años y medio; mientras que hay 83 personas para las que solicita ocho años de prisión, a cada uno, por ser responsables de un delito continuado de blanqueo de capitales y pertenencia a un grupo criminal; y hay otros 33 acusados para los que solicita 6 años de prisión.

En total son 61 mujeres y 56 hombres, los que están siendo juzgados en Cáceres en el mayor juicio por blanqueo de dinero, por número de acusados, que hasta ahora se ha celebrado en España. Ya son más de cuatro meses los que lleva de desarrollo este juicio que ahora encara su final, ya que en el mes de abril puede que la presidenta de la Audiencia, María Félix Tena dé por finalizadas las sesiones de la vista oral y quede el procedimiento judicial visto para sentencia.

Los 117 acusados, según el ministerio fiscal, estuvieron blanqueando alrededor de 13 millones de euros que procedían de la venta de droga. Durante el juicio , varios acusados reconocieron que eran testaferros de 'el Johnny', poniendo abultadas cuentas corrientes a su nombre pagándoles 1.200 euros o prometiéndoles sustanciosos regalos en las bodas de sus hijos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos