Fallece Valentín Pinilla, un referente de los empresarios de la construcción en Cáceres

Valentín Pinilla Fernández/
Valentín Pinilla Fernández

Ha edificado miles de viviendas y por su apellido es conocido todo un barrio, el primero de pisos de alquiler para rentas limitadas

J. J. González
J. J. GONZÁLEZCáceres

Ha sido todo un referente en el sector de la construcción en Cáceres, tanto por su importancia económica al ser de los empresarios más importantes, como por la proyección de las obras que realizó, no sólo viviendas sino también dotaciones públicas. No en vano todo un barrio de la ciudad es conocido por su apellido, Pinilla, a pesar de no ser la denominación oficial, y su empresa construyó edificios tan significativos como el antiguo Palacio de Justicia, la Delegación de Trabajo, la Residencia Asistida, el Pabellón Multiusos y el Centro de Cirugía de Mínima Invasión, entre otros. Ayer falleció Valentín Pinilla Fernández, a los 85 años de dad, de forma repentina en su casa de las Viñas de la Mata, sobre las 5 de la mañana. La misa funeral se celebrará hoy, a las 11 horas, en la parroquia de San Mateo.

Se podría decir que era cacereño, ciudad a la que llegó con 20 años, procedente de Madrid, donde nació. Se trasladó a la capital cacereña para trabajar en la obra del Palacio de Justicia, a principios de los años 50, obra que había sido encomendada a la empresa familiar creada por su padre, quien había trabajado en diversos proyectos en la capital de España.

Valentín Pinilla deja viuda y seis hijos, quienes se dedican también a las distintas actividades de la firma que presidía, Pinilla Corporación Empresarial. Aunque identificado principalmente con la construcción, el grupo Pinilla, compuesto por media docena de empresas, se dedica también a los sectores del turismo, explotaciones agrarias y servicios. Cuenta con unos 250 empleados. Construyó el Hotel Extremadura de la avenida Ruta de la Plata, abierto en 2000 y gestionado por la empresa. Sustituyó al viejo hotel del mismo nombre de la avenida Virgen de Guadalupe. Al grupo Pinilla también pertenece la residencia geriátrica Geryvida, en el Nuevo Cáceres, barrio en que la empresa ha levantado gran número de viviendas. La parte que no llegó a poner en marcha, por la llegada de la crisis, fue el suelo comercial del proyecto La Calera, todavía sin ejecutar.

La andadura empresarial de Valentín Pinilla arranca en Cáceres a principios de los años 50, con la obra de remodelación del Palacio de Justicia y desde entonces está ligado a la capital cacereña, cuyo paisaje urbano, desde el punto de vista arquitectónico, está marcado por los proyectos acometidos por este empresario. A finales de los año 50 construye un grupo de más de 500 viviendas a la entrada de la ciudad por la carretera de Monroy. Fueron los primeros pisos para familias con rentas limitadas que se ofrecían por un alquiler, 365 pesetas al mes, con derecho a compra. Se da la circunstancia de que se denominó como 'Colonia Pinilla' y a pesar del paso de los años y de que su nombre oficial es San Jorge, el barrio sigue siendo conocido como Pinilla. También construyó las Torres de Cáceres, en la Plaza de América, y varios miles de viviendas más. Una de sus promociones, la del edificio de La Chicuela, originó una polémica local a finales de los 70 con un movimiento de oposición contra su derribo.

La empresa ha cumplido ya 65 años y mantiene su carácter familiar. No sólo ha hecho obras en Cáceres sino también en el conjunto de la región y en otras partes del país, como Madrid, Marbella, Castilla-La Mancha, Castilla y León, etcétera.

Edificios

Edificios emblemáticos levantados por Pinilla son, por ejemplo, los de Delegación de Trabajo o antigua Casa Sindical, en la avenida Primo de Rivera, la Escuela de Maestría Industrial en Gómez Becerra, la Residencia Asistida y el Pabellón Multiusos, además del Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón, CCMIJU. Su fundador, el profesor Usón, expresó ayer su pesar por el fallecimiento: «Es un empresario que ha hecho cosas muy importante».

El presidente de la Federación Provincial de Empresarios de la Construcción, Fecons, Carlos Izquierdo, destacó ayer la importancia de Valentín Pinilla: «Ha sido un empresario emblemático, un referente en la construcción y la promoción». Pinilla presidió Fecons cuando se fundó la patronal en 1977. En 1988 participa, como socio fundador, en la creación del Rotary Club, entidad con fines sociales de la que fue presidente entre 1992 y 1993. La familia creó la Fundación Pinilla Crespo en 2007 para apoyar ideas innovadoras.

Numerosas personas, con gran presencia del mundo empresarial, se acercaron ayer a la casa familiar de Viñas de la Mata a dar el pésame a la familia, entre ellas la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos