Entran en una noche en una decena de establecimientos cacereños con intención de robar

Un operario sustituye el cristal roto en la Inmobiliaria Fernández. :: /Lorenzo Cordero
Un operario sustituye el cristal roto en la Inmobiliaria Fernández. :: / Lorenzo Cordero

La Policía Local ha detenido a uno de los presuntos autores, que además causaron destrozos en los locales

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

«Tuvieron que romper el cristal de la puerta con una maza, porque es blindado y yo esta mañana he estado quitando los restos con un buen martillo y me ha costado bastante», comenta Ignacio, uno de los gerentes del Restaurante Quereles, ubicado en la plaza de la Concepción. «Nosotros estamos en obras y lo único que han podido llevarse es algo de dinero suelto que había por ahí», detalla.

Quereles es uno de los locales de la ciudad que en la madrugada de ayer recibieron la visita de ladrones, que han causado grandes daños y no han logrado un buen botín.

La peluquería Berlín, en la calle Reyes Huertas, frente a Telefónica, también fue uno de los objetivos. Entraron tras romper un cristal blindado de la puerta, un cristal inferior, igual que en Quereles. «Debieron de usar una maza –señala la gerente–. Entraron sobre la una menos cuarto de la mañana, y lo único que se llevaron ha sido dinero para el cambio y nuestro preciado bote».

Más información

En la tarde de ayer, en la Inmobiliaria Fernández de la avenida Virgen de la Montaña, un cristalero estaba reponiendo el cristal de la parte inferior de la puerta de entrada. Los ladrones causaron daños en el cristal pero finalmente no pudieron entrar.

Estos son tres de los más de 10 locales que fueron ‘visitados’ ayer de madrugada por los ladrones, violentando las puertas de entrada para poco más que causar destrozos y molestias, ya que por la mañana los propietarios tenían que llamar a un cristalero y poner la denuncia en Comisaría para que el seguro se hiciera cargo del gasto.

La Policía Local ha logrado detener a uno de los presuntos ladrones, según informó ayer por la tarde en nota de prensa el Ayuntamiento. Señala en ese comunicado que el Cuerpo Nacional de Policía facilitó a la Policía Local la descripción de una persona que había violentado varios establecimientos comerciales del centro de la ciudad, pudiendo localizarlo una dotación alrededor de las tres de la madrugada.

Tras su identificación fue trasladado a la Comisaría, donde quedó detenido y a disposición de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Además de haber entrado en el restaurante Quereles, intentaron acceder a una peluquería que está también en la plaza de la Concepción y a una segunda peluquería, esta vez especializada en perros, de la calle Moret.

Cerca de la Inmobiliaria Fernández, en la plaza Conquistadores, también violentaron una zapatería, y en la calle Ronda del Carmen otro establecimiento comercial.

En la calle Donoso Cortés causaron daños en la verja de otro local en el que no pudieron entrar. Otros establecimientos en los que también causaron destrozos según los testimonios recogidos fueron dos del barrio de la Mejostilla y un tercero en la plaza de Antonio Canales (plaza Italia). Es decir, que los ladrones se movieron tanto por el centro de la ciudad como por zonas más retiradas, todo en una misma noche.

Estos robos e intentos en establecimientos, se unen a los que se están produciendo en Cáceres en pisos céntricos.

Hace una semana se registraron tres casos en los que los ladrones (se sospecha que dos mujeres y un hombre), entraron en viviendas a plena luz del día y siempre de la misma forma: llaman insistentemente al telefonillo del portal y cuando nadie les contesta, logran entrar porque les abre un vecino o aprovechan la llegada de alguien. Así consiguieron acceder, como se ha informado, a un piso de la calle Alfonso IX y a otros dos de los Fratres y la avenida de la Montaña.

Una lectora, Marina H. G. ha indicado al Diario HOY que de la misma forma entraron en su casa la tarde del día 2 de febrero, robando joyas y dinero. «Son ‘finos’ robando... no te das cuenta en el momento o echas la culpa del desorden. Dejan las cajas y sobres y se llevan lo de dentro, por lo que cuesta más darse cuenta del robo», detalla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos