El empresario taurino Joaquín Domínguez se postula para organizar la feria de mayo de Cáceres

Ambiente en la feria de 2017 con Miguel Ángel Perera a hombros. :: hoy/
Ambiente en la feria de 2017 con Miguel Ángel Perera a hombros. :: hoy

Reconoce que está interesado en gestionar los próximos festejos y ya ha mantenido conversaciones con la administración

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Aún no se ha tomado una decisión oficial, pero si hay alguien que tiene más papeletas para organizar la próxima feria taurina en la ciudad ese es Joaquín Domínguez. El empresario pacense no es uno más. Fue el responsable en mayo de 2017 de que la capital cacereña recuperase la pasión por la llamada 'fiesta nacional' después del paréntesis de 2016 en el que los contenciosos políticos entre el Gobierno local del PP y la oposición, que bloqueó las ayudas públicas a los festejos, obligasen a anular el concurso convocado, con lo que no hubo tiempo para organizar ninguna celebración.

La situación actual es distinta. Ciudadanos impuso entre sus condiciones para aprobar los presupuestos la publicación de un pliego en el que se abordase una gestión integral de la plaza de toros. El Ayuntamiento pasó de subvencionar la fiesta a pedir un canon por ceder la plaza. Era una gestión a dos años vista con un máximo de dos prórrogas anuales y sin precio base de licitación. El valor del contrato se estimaba en 1,5 millones, con canon sin cantidad fija y un beneficio industrial de 21.480 euros. Ese concurso quedó desierto.

A partir de ahí lo que se ha hecho no es convocar uno nuevo sino trabajar en una solución similar a la de 2017. El plan B es la gestión directa con una posible empresa que esté interesada.

Ahí entra en liza Joaquín Domínguez, que el año pasado ya trajo a Cáceres con Mar Toros SL un cartel de nivel. Ferrera, El Juli y Roca Rey el sábado de feria de San Fernando y Perera, Cayetano y Emilio de Justo al día siguiente. Las crónicas recogieron cómo la ciudad recuperó su mejor ambiente alrededor del coso.

Joaquín Domínguez ha mantenido contactos con la administración. «He hablado con ellos, pero no sé si lo voy a hacer», se limitó a comentar ayer a consultas de este diario. Sin embargo, diversas fuentes coinciden en señalar en que hoy por hoy es el más firme candidato para ocuparse de la gestión de los próximos festejos en la capital.

Domínguez cree que aún queda mucho por hacer, pero lo cierto es que incluso ha mantenido conversaciones con la Junta de Extremadura. Cuando presentó su oferta en marzo de 2017 para organizar la feria de ese año, el Ayuntamiento recordó que debía abonar la tasa correspondiente, disponer de autorización de la administración regional, presentar un cartel de calidad y un aval que garantizase los honorarios de los toreros.

Joaquín Domínguez muestra su desacuerdo con el pliego técnico del concurso que se convocó por no considerarlo viable. Además de la plaza de Mérida, gestiona con Mar Toros otros cosos como los de Trujillo, Valencia de Alcántara o Barcarrota.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos