La empresa de la mina pide a la Junta y al Ayuntamiento que tramiten el expediente

Marcos Sosa y David Valls, de TEL/
Marcos Sosa y David Valls, de TEL

Presenta el proyecto en Cáceres, que produciría el litio que requieren 300.000 vehículos al año

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Dos directivos de la empresa Tecnología Extremeña del Litio (TEL) han dado por primera vez en público en la capital cacereña los detalles del proyecto de la mina de litio en Cáceres. El acto se ha celebrado en el complejo Aralia y ha contado con la presencia de un grupo de empresarios de la ciudad además de los periodistas.

TEL ha iniciado la exposición con un vídeo relativo al proyecto de Valdeflores. Durante dos minutos se han relatado las excelencias de una propuesta que supone «una oportunidad única para Cáceres» y que generará «riqueza y empleo social». Además será sostenible desde el punto de vista medioambiental y supondrá 220 millones en impuestos y una inversión de 340 más. También se ha presentado como una iniciativa no sólo minera sino industrial ya que contará con planta de procesado.

Muchos de los datos ya se conocían, una vez que el proyecto de explotación entró en la Junta de Extremadura. TEL ha pedido a la administración autonómica y local que tramite el expediente presentado. «Los cacereños tienen que conocerlo», apunta. En este sentido, han recordado que el anterior plan de Urbanismo ya contemplaba la actividad extractiva en la Montaña.

«Los estudios confirman que estamos ante una de las minas más importantes de Europa. Quizá la más importante», resalta Marcos Sosa. El director de TEL ha reconocido que no habían presentado hasta ahora el proyecto a la sociedad cacereña porque han estado ocupados con el proceso administrativo.

En Cáceres se generaría el litio necesario para abastecer de batería a unos 300.000 vehículos al año.

Entre las cuestiones destacadas que se han abordado está que no habrá expropiaciones de viviendas pese a que lo permite la Ley de Minas, pero habrá negociación con los interesados.

Además, los directivos de TEL han resaltado que no se verá afectado el Santuario de la Montaña. Se abonarán 11 millones en salarios y en la fase de explotación se generarán 100 empleos en la mina y otros 100 en la planta de tratamiento. También habrá otros 900 puestos de trabajo indirectos, la mayor parte de los cuales serán ocupados «por personal local», según la información facilitada.

Representantes de la Plataforma Salvemos la Montaña han lamentado que no se les haya invitado a este acto. Varios de ellos estaban a las puertas del complejo en el que se ha celebrado. Tampoco ha habido presencia de la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos