La empresa suspende sus inversiones en la mina de litio de Cáceres «de forma temporal»

Máquina que se puede ver en la zona de la mina de litio, con viviendas al fondo. :: l. cordero

Ayer comunicó la decisión a los proveedores contratados para los trabajos de investigación en Valdeflores

P. CALVO

Tecnología Extremeña del Litio (TEL) anunció ayer a sus proveedores en la ciudad, las empresas contratadas para poder desarrollar los trabajos de investigación que vienen realizando en el paraje de Valdeflores de la Montaña, que «paraliza las inversiones». Añade la sociedad que esta suspensión tiene carácter «temporal», y la justifica por «la decisión adoptada el viernes por el Ayuntamiento de Cáceres», que aún no conoce de manera oficial.

Más información

Como se informaba ayer, el Consistorio decretó a primera hora de la tarde del viernes una providencia con medidas cautelares que suponen la «paralización y precinto» de las actuaciones que TEL está llevando a cabo, al entender que «las obras no se ajustan a las condiciones establecidas en la licencia» que le fue otorgada. Les fueron concedidos dos permisos, el primero de ellos en octubre de 2016 para sondeos de investigación minera, que luego fue ampliado a 35 cuadrículas más.

En la providencia se da a los responsables de esta actuación un plazo de quince días, a partir de la notificación, para formular alegaciones y aportar documentación.

Para garantizar el cumplimiento de esta providencia se dispone «el depósito de la maquinaria y materiales de construcción empleados en su ejecución bajo custodia municipal», y si no fuera posible «su precinto».

Dadas estas condiciones de suspensión forzosa de los trabajos ordenada por el Ayuntamiento cacereño, lo que hizo ayer sábado Tecnología Extremeña del Litio fue comunicar a sus proveedores que de momento paraliza las inversiones previstas con ellos.

En la zona donde se han venido realizando los sondeos durante los últimos meses se puede ver diverso material de obra, así como casetas, señales, tubos metálicos, contenedores, máquina perforadora, vehículos, etcétera. También es conocido que disponen de una nave en un polígono empresarial y que han contratado varios profesionales para analizar las muestras.

El Ayuntamiento abrió un expediente al recoger las denuncias sobre apertura de caminos y otras labores que estarían ocasionando la deforestación de esta zona de la Montaña. En su comparecencia pública del pasado miércoles, el director técnico de TEL y el jefe de proyectos, Marco Sosa y David Valls, respectivamente, negaron que se estuvieron «extralimitando» en los trabajos para los que tenían concedidos los permisos.

Según las investigaciones realizadas hasta ahora, de la mina San José de Valdeflores se podrían extraer 1,3 millones de toneladas de carbonato de litio, el equivalente a las baterías de 300.000 vehículos eléctricos al año, lo que le convierte en uno de los principales yacimientos de Europa. Como se ha informado, con su actividades se generarían unos 200 puestos de trabajo directos, un centenar ligados a la extracción y el otro al proceso industrial, así como unos 900 indirectos. La explotación se prolongaría durante 25 años.

Según fuentes consultadas por este diario, de la suspensión temporal de las inversiones que ha decidido TEL con sus proveedores no cabe deducir que se produzca el abandono del proyecto de explotación de la mina cacereña, en el que participan como socios principales Sacyr y la empresa australiana Plymouth.

Asimismo, falta por conocer qué respuesta administrativa adoptará Tecnología Extremeña del Litio ante la providencia del Ayuntamiento de Cáceres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos