Ecologistas en Acción presenta alegaciones contra la mina de litio en Cáceres

Montaje de la Plataforma sobre las consecuencias de la mina. /
Montaje de la Plataforma sobre las consecuencias de la mina.

A su juicio, hay «suficientes razones para oponerse a este proyecto», como el incumplimiento de las normas de evaluación ambiental

EFE

Ecologistas en Acción de Extremadura ha presentado alegaciones al plan de restauración de la solicitud del permiso de investigación de recursos para ubicar una mina de litio en el término municipal de Cáceres.

A su juicio, hay «suficientes razones para oponerse a este proyecto», como el incumplimiento de las normas de evaluación ambiental y la nulidad de la información pública «por incumplir las normas relativas la notificación personal a las personas interesadas», según ha explicado en un comunicado.

Más información

Sobre el primer aspecto, ha precisado que el área de exploración por la solicitud del permiso de investigación se encuentra íntegramente comprendida en el espacio para la conservación de las aves, «Llanos entre Cáceres y Trujillo-Aldea del Cano», del inventario para la conservación de las aves en España, además de ser «zona de interés regional».

También se ha opuesto al proyecto por «insuficiente información» sobre la identificación, descripción y evaluación de los efectos negativos sobre el medio ambiente y la salud; las técnicas disponibles y la concreción sobre los medios tecnológicos elegidos; y las medidas que se aplicarán y su relación con los impactos esperados.

Asimismo, ha abogado por la «inadmisibilidad del plan de restauración por insuficiente proposición de garantía financiera o equivalente», la incompatibilidad con la ordenación urbanística y con la protección ambiental, así como con el desarrollo social sostenible y la economía local.

En referencia a este último punto, los ecologistas han aclarado que «ni el solicitante del permiso de investigación, ni la Administración han tenido en consideración los efectos económicos y sociales que puede tener realizar una actividad industrial en las inmediaciones de una ciudad tan turística».

Según el colectivo, el turismo es «una actividad fuertemente dependiente de la calidad ambiental, que en Cáceres tiene unos estándares muy elevados, los cuales han servido de atracción de la demanda turística».

Así, los ecologistas han confiado en que las alegaciones «se acepten por la insuficiencia manifiesta del plan de restauración».

En su opinión, «el Gobierno regional haría un ejercicio de responsabilidad al minimizar los riesgos sobre la salud humana y apuntalar la protección ambiental, en la lógica de sus últimas manifestaciones», en referencia al proyecto de economía circular de la Junta de Extremadura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos