Detenido en Cánovas por simular ser policía y tratar de llevarse a un joven

Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes. :: jorge rey/
Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes. :: jorge rey

Una de las adolescentes que se encontraba en el grupo evitó, junto a las fuerzas de seguridad, que el hombre se llevara al chico en coche

C. NÚÑEZ CÁCERES.

Un hombre de 37 años fue detenido el pasado viernes por la Policía Nacional tras intentar introducir en su coche a un joven de 17 en contra de su voluntad, tal y como confirma el portavoz en Extremadura de este cuerpo policial. Según ha explicado a HOY «se detuvo a una persona por detención ilegal y suplantación de funciones». Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes por la noche, cuando un grupo de adolescentes se encontraba en uno de los parques del Paseo de Cánovas.

La versión que ha publicado en una red social una persona cercana a estos chicos y chicas habla de que un hombre se hizo pasar por un agente de Policía y «se llevó a uno con el argumento de que estaban en un parque infantil y eso no lo podían hacer». Extrañadas por lo anómalo de la situación, ya que el grupo se encontraba charlando en la calle tranquilamente, una de las chicas los persiguió y el restó llamó a la Policía Nacional, que procedió a la detención del hombre antes de que el adolescente fuera introducido en el coche.

Según el portavoz de este cuerpo, esta persona pasó a disposición judicial. Tras la comisión de un delito el detenido puede permanecer un máximo de 72 horas en comisaría, momento a partir del cual es el juez el que debe determinar las medidas cautelares en función de la gravedad de los hechos, que van desde la prisión preventiva a la libertad con cargos o libertad con fianza.

El responsable de comunicación policial explicaba que este cuerpo no puede confirmar al completo la versión aparecida en redes sociales, que puede añadir distintos aspectos subjetivos, pero sí el hecho de la detención de este individuo por ese suceso.

Además del relato de los hechos, se publicó en Facebook el nombre del presunto agresor y una foto que fue compartida por muchas personas. Aunque se instaba a que la justicia hiciera «su trabajo», se pretendía prevenir situaciones parecidas. La mujer que hizo esta publicación explicó a este diario que su objetivo era dar a conocer a sus contactos el aspecto de esta persona, pero que, en vista de la difusión que estaba tomando el asunto, decidió eliminarla. Los muchos mensajes que recibió llegaron a atosigarla, por lo que decidió cortar el hilo.

También detalló que lo único que desean actualmente es preservar la identidad de los jóvenes para que puedan continuar con su vida y con sus obligaciones tras el sobresalto del pasado viernes por la noche cuando pasaban un buen rato entre amigos. Muy centrados en sus estudios, se encuentran en la recta final del curso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos