«Deberíamos manifestarnos todo el día por los derechos, no por la identidad»

Soledad Gallego-Díaz el pasado viernes en el Palacio de Congresos durante las jornadas de Enfermería. :: j. rey/
Soledad Gallego-Díaz el pasado viernes en el Palacio de Congresos durante las jornadas de Enfermería. :: j. rey
Soledad Gallego-Díaz Periodista

La analista clausuró el pasado viernes el congreso nacional de enfermeras gestoras que se ha celebrado en Cáceres

Cristina Núñez
CRISTINA NÚÑEZCáceres

La mirada de la periodista Soledad Gallego-Díaz (Madrid, 1951) disecciona la realidad aportando siempre nuevas claves. Lo suyo es no quedarse con el tópico ni con lo manido, sino abrir miradas y brindar argumentos para comprender mejor lo que sucede. Con una larga trayectoria como corresponsal en diferentes capitales y directiva de El País, actualmente mantiene una columna en este diario nacional y en la cadena SER, desde donde habla, fundamentalmente, de la actualidad política. De ese día a día que ahora no nos da un respiro.

El pasado viernes pronunció la conferencia de clausura de las jornadas nacionales de enfermeras gestoras que se desarrollaron desde el miércoles en el Palacio de Congresos. Ha sido la 28 edición y han concurrido profesionales de toda España. ¿Una periodista entre enfermeras? Pues no parece una cosa extraña si tenemos en cuenta que el título de este encuentro y su espíritu es el de 'Gestionando desde otra perspectiva'. Y eso es lo que aportó esta veterana profesional. Una mirada de la Enfermería desde el compromiso social.

-Una periodista política hablando de Enfermería y cerrando estas jornadas. No es un campo en el que suela moverse habitualmente.

«La Enfermería es el sector que primero trata el fenómeno de la inmigración»

-Siempre me ha interesado mucho la idea de los cuidados como parte de los Derechos Humanos. La declaración universal de los Derechos Humanos, que en un momento dado habla de la asistencia sanitaria, debería haber dicho el derecho a los cuidados, algo que está encomendado a la Enfermería en todo el mundo. Es el sector profesional encargado de esos cuidados. Es un momento de gran diversidad cultural generada por la inmigración, y la Enfermería está muy en contacto con esa diversidad. Es el sector que primero observa y trata el fenómeno social más importante en Europa que es la existencia de grandes masas de personas que vienen de otros lugares.

-De alguna forma son agentes sociales.

-Hay una rama muy importante de la Enfermería que está ligada con la etnografía en el sentido de que tienes que comprender culturalmente a la otra persona para poderla atender. La Enfermería también aborda los cuidados psicológicos, algo que el conocimiento cultural de otra persona hace que esa tarea sea más sencillo.

-Estos profesionales también juegan un papel a la hora de denunciar recortes o pérdida de derechos en la sanidad. Con los otros grandes temas de la actualidad, de ciertas cosas se deja de hablar.

-Hay algo que me irrita muchísimo y es cómo nos distraemos o cómo nos distraen intencionadamente con otros temas para que perdamos de vista lo que realmente importa y de lo que deberíamos estar en la calle peleando. Hay cuestiones de trabajo, de educación, de cuidados y de derechos por los que deberíamos estar todo el día manifestándonos y no por esas cosas de identidad que a mí me resultan absolutamente perniciosas y es una manera de distraernos.

-Con todo lo que ha pasado en los últimos días da la impresión de que la población está más unida por su ubicación geográfica que por su condición social o económica.

-Comprendo que hay gente para la que la identidad sea algo importante, para mí no lo es, respeto lo que sientan otras personas, pero nunca a costa de olvidar la otra parte que nos une, y que es que necesitamos las mismas cosas como humanos.

Profesión femenina

-Una inmensa mayoría de los profesionales de Enfermería son mujeres. Al final, la sociedad ha reservado a las mujeres todo el sector de los cuidados.

-Sí, sigue siendo algo muy femenino. Una buena parte de la formación cultural de la mujer española y en otros países los cuidados de los niños, los mayores, los enfermos, están encomendados a la mujer, es una tradición. Eso está cambiando en la familia, donde los hombres asumen cada vez más responsabilidades en el cuidado de los suyos, está cambiando su rol social.

-Pero profesionalmente parece que falta ese salto.

-Hay muchísimas mujeres médicos, pero lo que no hay es tantos enfermeros. Es una pena, porque los hombres podrían desempeñar una labor social que es muy apreciada socialmente.

Fotos

Vídeos