Confrontación de actos en la Plaza Mayor de Cáceres

Partidarios del diálogo con Cataluña frente a personas concentradas en defensa de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado:: / C.N.

Las convocatorias de defensa a las fuerzas de seguridad y de apoyo al diálogo provocan nuevos encontronazos

CRISTINA NÚÑEZCáceres

Un nuevo episodio de confrontación ha tenido lugar en la Plaza Mayor de Cáceres esta mañana al coincidir dos convocatorias a la misma hora. Personas a favor del diálogo y otras que querían manifestar su apoyo a las fuerzas de seguridad del Estado en el proceso de independencia de Cataluña han coincidido en el mismo espacio. Al mediodía llegaban a la Plaza personas vestidas de blanco para secundar el lema de «hablamos», que circuló por redes sociales y en el que se pretendía expresar «que España es un país mejor que sus dirigentes». A la par, otra convocatoria instaba a la gente a salir «en defensa de la unidad en apoyo a nuestros guardias civiles y policías nacionales que estos días están siendo acosados y expulsados de Cataluña».

Los partidarios del mensaje de diálogo, una treintena aproximadamente, se han colocado en los soportales del Ayuntamiento, mientras que los demás, un par de centenares portando numerosas banderas de España, se han ubicado en la plataforma de la Plaza. En un momento dado estos últimos han accedido hasta la zona de soportales y han empezado a increpar a las personas de blanco, que han aguando la situación con las manos en alto y en silencio. Durante al menos diez minutos el grupo de las banderas ha entonado cánticos como «Yo soy español, español», «Viva España», «Puigdemont a prisión», «Viva el Rey» y «Fuera, fuera», dirigiéndose a las personas de la ropa blanca, que se mostraban sorprendidos por esta reacción. “Hemos venido solo a decir que se dialogue», explicaba uno de los participantes. Algunas personas decidieron marcharse ante la situación que se estaba dando. Una madre con sus dos niños, todos vestidos de blancos, se marchó ante «los insultos por traer a mis hijos», tal y como explicó. Policía Local y Nacional controlaba la situación para evitar choques físicos, que no ha llegado a haber, aunque sí mucha tensión verbal. Tras estos minutos el grupo de las banderas de España volvió a su posición, abajo, y los de blanco quedaron arriba.

Un partidario de la convocatoria de 'Parlem' y otro a favor de la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado.: C.N.

Después de nuevas consignas a favor de la unidad de España acompañadas del himno nacional y el de la Guardia Civil el grupo de las banderas decidió encaminarse al Paseo de Cánovas, en donde siguieron con sus consignas. Antes de irse algunos se acercaron a los favorables al diálogo y les espetaron frases como «sois cuatro gatos», «sinvergüenzas», «traidores» y «fuera, fuera». Entre este grupo unas mujeres aseguraban que ellas no habían increpado a las personas de blanco y reclamaban que todo el mundo pueda expresarse «en libertad», pero que el diálogo no es posible dentro de la legalidad.

La confusión de mensajes en las redes se aliñaba con uno en el que se aseguraba que el acto de las prendas blancas, una convocatoria nacional, «es para pedir el diálogo con los golpistas de la Generalidad, y que todo quede impune para poder conseguir la independencia». Este mensaje atribuía esta convocatoria a «la extrema izquierda», aunque en realidad no había ningún partido detrás de ella.

Fotos

Vídeos