El TSJ confirma el despido de una gerocultora que abofeteó a un anciano

SERGIO LORENZO CÁCERES.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Extremadura ha confirmado el despido disciplinario de la empleada de un geriátrico de la zona de Plasencia, que propinó un bofetón a un paciente, daba mal la medicación y se enfrentó a una superiora.

La gerocultora trabajaba para la empresa desde2006, y tenía un salario de 43,46 euros diarios, con prorrateo de pagas extras.

La empresa ha indicado al tribunal que echó a la trabajadora después de varias amonestaciones. Entre ellas, se cita el 26 de diciembre de 2014 cuando se le comunicó por escrito que había cometido una falta muy grave por haber introducido el 21 de diciembre la medicación de los usuarios en los yogures, cuando era una práctica prohibida en la empresa. El 24 de agosto de 2015 se le comunicó una sanción de amonestación por falta muy grave al propinar una bofetada a un residente. Ya en el año 2016, el 15 de noviembre administró a una usuaria una medicación denominada Atrovent sin hacer uso de la cámara espaciadora.

La empresa remitió a la trabajadora una comunicación escrita el 12 de enero de 2017 en donde se le informa de que se le aplica un despido disciplinario. La Sala de lo Social indica que su manera de actuar justifica el despido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos