La CHT desistirá del trasvase de Portaje si Fomento no autoriza el paso de las tuberías

Jornadas celebradas ayer en Cáceres sobre las presas. :: a. méndez/
Jornadas celebradas ayer en Cáceres sobre las presas. :: a. méndez

El presidente de la Confederación asegura que solo trabajan en esa alternativa, pero confía en obtener el permiso

EUROPA PRESS CÁCERES.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), Juan Carlos de Cea Azañedo, aseguró ayer en Cáceres, donde participó en una jornadas sobre seguridad en las presas, que si el Ministerio de Fomento no autoriza el paso de las tuberías por los puentes de la A-66 habrá que «desistir» del trasvase de agua desde Portaje hasta el pantano de Guadiloba. «Tendríamos un problema», ha recalcado.

De Cea añadió, no obstante, que en estos momentos y en el marco presupuestario, lo «único» que se baraja es terminar el proyecto pasando la conducción por los viaductos de la autovía.

A renglón seguido, ha defendido que el paso de estas estructuras por los puentes es un proyecto «viable», aunque reconoce que es «complejo» de ejecutar y por ello, los técnicos del organismo están elaborando un informe «sin prisas» para remitir al Ministerio de Fomento que es el que tiene que dar el visto bueno. «Es nuestra única alternativa ahora mismo».

De Cea reconoce que si se hace el trasvase, tendrá repercusión en el recibo del agua que se paga

De Cea ha insistido en que el objetivo del organismo es acabar esta macro obra que lleva varios años parada y en la que se han invertido unos 50 millones de euros. El objetivo es llevar el agua desde el pantano de Portaje al de Guadiloba y garantizar así el abastecimiento de agua potable a Cáceres y otras localidades colindantes.

Para esta conducción ha sido necesario instalar más de 65 kilómetros de tuberías que deben salvar los ríos Tajo y Almonte, por lo que desde CHT se ha solicitado a Demarcación de Carreteras, dependiente de Fomento, que permita el paso de estas tuberías por los viaductos de la A-66 que, en principio, solo están proyectados para el tráfico rodado.

Según De Cea, se ha consultado a proyectistas que avalan que la obra es viable y que los puentes aguantarían los golpes de ariete con las subidas y bajadas del agua de los ríos.

«Ahora mismo, el único cuello de botella que tenemos para terminar la obra es el paso de las tuberías por los viaductos». Una vez se presente el estudio que está realizando «con mucho detalle» la propia CHT, se presentará a Fomento para que lo revise y «si para ellos es adecuado y dan el visto bueno se continuará la obra porque nuestra obligación como organismo es tratar de terminarla», ha manifestado.

Sobre la repercusión económica que este trasvase tendrá finalmente en la factura del agua, el presidente de la Confederación recordaba ayer que, según la Ley de Aguas, los beneficiarios de las obras realizadas por el Estado están «obligados» a satisfacer un canon por la inversión realizada en la mejora de sus redes de abastecimiento.

Por ello, el Ayuntamiento de Cáceres y los demás municipios a los que beneficia esta obra deberán pagar un canon que después podrán repercutir en la factura de los ciudadanos. «La ley de aguas no admite exenciones», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos