La ciudad perdió casi 3.000 turistas en los once primeros meses del 2017

Turistas por la ciudad monumental cacereña en la última semana. :: armando méndez/
Turistas por la ciudad monumental cacereña en la última semana. :: armando méndez

El INE refleja una bajada de viajeros en Cáceres frente a capitales como Salamanca, Ávila o Toledo, pero el Ayuntamiento defiende sus datos

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

El número de viajeros descendió en Cáceres en 2017 a falta del recuento definitivo del mes de diciembre. Es decir, en los once primeros meses del año, en comparación con el mismo periodo del 2016, tuvo casi 3.000 visitantes menos, exactamente 2.854, según los datos extraídos por este diario del cálculo que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

«Si hay que corregir al INE, se corrige», afirmó la alcaldesa ante los periodistas en su balance anual. Se refería Elena Nevado a que mientras el INE atribuye menos viajeros, los datos del Ayuntamiento inciden en que aumentan. En números

Es una cifra mínima, apenas un uno por ciento, pero de confirmarse sería la primera bajada que experimenta en los últimos cinco años la capital. Hay que remontarse a 2012. Se perdieron unos 10.000 visitantes con respecto al ejercicio anterior. Desde entonces solo se han venido registrando incrementos en el número de visitas, en concreto en la cifra de personas que se alojan en establecimientos hoteleros. Hay que añadir el récord de 2016, cuando se pasó de 270.000.

LA CIFRA

2.854
viajeros menos tuvo la ciudad entre enero y noviembre de 2017 con respecto a 2016, según el INE.
2016
270.721
2015
267806
2014
250583
2013
237169
2012
223071
2011
233053
2010
215490
2009
206973
2008
201187

Paradójicamente, ese dato hasta hoy insuperable puede haber sido un techo demasiado alto para la que se sigue considerando la gran industria de la ciudad. Para volver a crecer, Cáceres tendría que sumar en diciembre más de 18.600 visitas. Toca esperar a que el INE publique su estadística oficial en los próximos días, pero a priori resulta difícil salvar el curso con otra subida. Sirvan como referencia los números de diciembre en años anteriores. En 2016 se rozaron los 16.000 visitantes; en 2015 casi se llega a 18.300 y en 2014 fueron algo más de 16.300. En 2013 se superaron los 15.500. No hay antecedentes de un registro como el que se necesitaría ahora. De hecho, ha habido diciembres mucho más discretos como los de 2008 (11.879 turistas) o incluso 2009 (12.221), en plena crisis económica.

Se necesita un diciembre sin precedentes para no cerrar 2017 con una bajada estadística de visitantes

El cómputo que maneja el Ayuntamiento contradice la que parece que será la primera bajada de turistas para la capital. «Es indiscutible la mejora del turismo en Cáceres. Ha aumentado el número de visitantes», asegura la alcaldesa. La cifra de diciembre, apuntan desde el Consistorio, va a ser «espectacular».

No obstante, el debate político está abierto. Desde el PSOE, su portavoz, Luis Salaya, avisa: «Cáceres irá a Fitur con la estadística del INE, no con las cifras que elabora a a su medida el equipo de Gobierno».

La explicación a esta aparente contradicción es sencilla. El Ayuntamiento basa su recuento en las personas que pasan por sus centros turísticos mientras que el INE miden a quienes se hospedan en los hoteles. Normalmente las cifras pueden ir de la mano en porcentajes, pero no necesariamente. Los hosteleros consultados por este diario reseñan que 2017 ha sido un «buen año para el sector», lo que refrenda la teoría de la recuperación económica que expuso la propia alcaldesa. «Puede ocurrir que alguien llegue, se mueva por Cáceres y no se quede en un hotel», apunta un conocido empresario.

«Juego de Tronos ayudó a los hoteles, si bien la mayoría de los trabajadores de las productoras estuvieron en casas particulares. Muchas personas probaron el 'elixir del turismo' y cegados por ganar dinero rápido y fácil siguieron poniendo sus casas, pisos y apartamentos a disposición de las plataformas 'low cost'», analiza Arturo González Calzada. Este empresario señala que ello ha «hecho daño y mucho al sector». La patronal, recuerda, ya advirtió «que había la misma cantidad de plazas legales que ilegales». Sugiere que el turista quiere 'experiencias' y en este sentido a Cáceres se viene sobre todo «a comer bien», de ahí el papel estelar que jugó el título de capital gastronómica.

Lo llamativo es que, siempre con el INE con referencia, la pérdida de visitantes en los primeros 11 meses de 2017 en Cáceres no es extrapolable a otras ciudades similares. Así, aunque tienen números claramente inferiores, Badajoz (176.000) y Mérida (223.000) ganan visitas. Lo mismo ocurre con Toledo (unos 23.000 más), Ávila (38.000) o Salamanca (12.000), tal y como se observa en el cuadro.

Los profesionales añaden que Cáceres no puede compararse con otras ciudades por el déficit en medios de transporte, que lo ponen aún más difícil para venir. Desde el Consistorio se pide esperar a diciembre para tener el balance completo, y recuerda que los últimos años han sido buenos. Desde 2008, inicio de la crisis, la ciudad ha ganado 70.000 viajeros.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos