Cáceres contrata un 'gran hermano' del turismo para conocer a sus visitantes

Turistas pasean por la ciudad monumental cacereña en el puente de la Constitución. :: lorenzo cordero/
Turistas pasean por la ciudad monumental cacereña en el puente de la Constitución. :: lorenzo cordero

Podrá saber si un turista pasa más de 10 minutos en un sitio, se pondrán sensores en 18 puntos de la ciudad y habrá una tarjeta única de acceso a los monumentos

MANUEL M. NÚÑEZ CÁCERES.

El Ayuntamiento quiere conocer mejor a las personas que llegan a Cáceres. Quiere saber detalles sobre sus visitantes, quiénes son, cuánto tiempo pasan aquí y hasta se parará en aquellos que hayan pasado 10 minutos en una zona geográfica delimitada. Así se recoge en el proyecto Cáceres, Patrimonio Inteligente que ya está en contratación por parte de la entidad adjudicadora, la Dirección General de Red.es. El importe es de 3,51 millones y el plazo de ejecución será de dos años. Las empresas interesadas tuvieron la posibilidad de comprobar el actual sistema informático y de comunicaciones municipal en una visita que se programó el pasado 30 de noviembre. Las ofertas se pueden presentar hasta el próximo 15 de enero.

«Habrá un antes y un después», pronosticó en el pleno de presupuestos la concejala de Economía y Transparencia, María Guardiola, cuando desgranó las inversiones para el próximo año y aludió a este proyecto. En esencia, se trata de una gestión integral del turismo de la ciudad. El Consistorio cacereño fue uno de los 14 de toda España seleccionados entre 111 administraciones que presentaron propuestas. La suya se basa en conocer mejor a sus visitantes, en gran medida.

Algunas actuaciones previstas

3,51
millones es el importe del contrato que ha sacado a concurso Redes. El plazo de ejecución es de dos años. Las empresas pudieron visitar las instalaciones municipales el día 30 de noviembre.
-Monitorización de monumentos
Centro de la Semana Santa, Concatedral, Torre de Bujaco y muralla y Museo municipal. Habrá 83 sensores distribuidos: estación meteorológica, de luminosidad, presencia, iluminación, humedad, temperatura, agua y de conductividad.
-Control de afluencia en el centro urbano
Sensores de conteo en 18 puntos. Concatedral, iglesia de San Francisco Javier, San Mateo, Los Golfines de Abajo, Palacio de los Becerra, Museo de Cáceres, Bujaco, Baluarte de los Pozos, Cripta de San Francisco Javier, Torre del Horno, Museo municipal, Palacio y Torre de las Cigüeñas, Ermita de San Antonio, Mayoralgo, Santiago, Palacio de Carvajal, Helga de Alvear, Espaderos.

Es una especie de 'gran hermano' turístico, hasta el punto de que según se refleja en el pliego técnico del concurso abierto los datos reflejarán «el comportamiento real de grupos de personas» de tal forma que ello facilitará «la estimación de actividad en una zona» concreta y también por horas, días, semanas... y se podrá comparar con otras. Por ejemplo, si la Plaza Mayor recibe más visitas a cierta hora en determinado día o sí por el contrario a partir de una franja horaria o época del año San Mateo tiene más atractivo para los que vienen. En cualquier caso, se resalta, «se utilizarán datos anonimizados, agregados y extrapolados» y la empresa deberá cumplir escrupulosamente «la normativa vigente en cuanto a proyección de datos de carácter personal». Es decir, no se trata de llegar al detalle si quien viene entra en un determinado establecimiento y consume tal o cual producto.

El llamado 'tracking de ciudad' mediante datos móviles se planteó como un análisis de la información que llega a través de redes con detalles relativos a visitas y una segmentación por grupos de edad y sexo. «Se analizarán las tendencias y los comportamientos de las multitudes, no de los individuos», se matiza. Ésta es una de las partes más llamativas del proyecto Patrimonio Inteligente. El mismo incluye, a su vez, un apartado relativo a la «captura de información de datos de visitantes en 18 puntos de interés» de la capital.

Se pretende que el sistema proporcione información «sobre el uso de las instalaciones y los datos de ocupación». Para ello se supervisarán de forma telemática las entradas y salidas de visitantes. Se requiere un detector de ubicación. Plantea el objetivo de «controlar el flujo de personas en enclaves turísticos relevantes». También aquí se considera de obligado cumplimiento la normativa estatal y comunitaria sobre protección de datos.

Cáceres card

Ya se ha elaborado una lista provisional de ubicaciones en las que se colocarían los sensores. Como informó HOY el 28 de noviembre, son las siguientes: concatedral de Santa María, iglesia de San Francisco Javier, San Mateo, Golfines de Abajo, Palacio de los Becerra, Museo de Cáceres, Bujaco, Baluarte de los Pozos, Cripta de San Francisco Javier, Torre del Horno, Museo municipal, Palacio y Torre de las Cigüeñas, ermita de San Antonio, Mayoralgo, iglesia de Santiago, Palacio de Carvajal, Centro de Artes Visuales Helga de Alvear y Palacio de Moctezuma-Torre de Espaderos.

Los controles de afluencia se complementan con otra iniciativa para dar visibilidad al centro urbano. Contempla la conexión de 5 cámaras que se instalaron con Stigtur, pero no están activas. También, la puesta a disposición de las imágenes a diferentes portales de Internet. La conexión de las cámaras será competencia de la empresa. Están en la Escuela de Bellas Artes, Ayuntamiento, iglesia de San Fco. Javier, Hotel Casa D. Fernando y Casa de los Moraga. El proyecto recoge igualmente la aplicación de la tarjeta de pago Cáceres card, que facilitará acceso a los monumentos y que se promocionará con un millar de folletos.

El sistema de monitorización de elementos patrimoniales llegará a la concatedral, el centro de divulgación de la Semana Santa, Bujaco y el Museo provincial. Se utilizarán 83 sensores de presencia, luminosidad, temperatura y hasta nivel de agua y humedad en una herramienta de conservación preventiva de los monumentos. En los primeros 10 meses de 2017 pasaron por Cáceres según el INE 233.842 viajeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos