La bajada de la Virgen de la Montaña de Cáceres es declarada de Interés Turístico Regional

Procesión de bajada de la Virgen de la Montaña desde el Santuario el pasado mes de abril. :: jorge rey/
Procesión de bajada de la Virgen de la Montaña desde el Santuario el pasado mes de abril. :: jorge rey

El reconocimiento, en la tercera ocasión que se solicitaba, también abarca al novenario

P. CALVO CÁCERES.

La bajada de la Virgen de la Montaña de Cáceres, desde su Santuario hasta la Concatedral de Santa María, incluido el novenario posterior, se suma a la lista de festividades declaradas de Interés Turístico Regional por la Junta de Extremadura. La Consejería de Economía e Infraestructuras, que alberga la Dirección General de Turismo, anunció ayer el reconocimiento que la Cofradía de la Montaña logra al tercer intento, tras las solicitudes fallidas de 2012 (cuando se pidió solo para la bajada) y 2015, que incluyó por primera vez también las actividades del novenario.

Este año, la Cofradía había ampliado de forma sustancial los actos que tienen lugar en la ciudad durante la estancia de la patrona, que regresa al Santuario siempre el primer domingo de mayo, con el fin de demostrar sobre todo el arraigo cultural del que goza la Virgen de la Montaña entre los ciudadanos y su dimensión popular, con actos que incluyeron aspectos incluso gastronómicos. La devoción religiosa, por lo demás, es algo que siempre ha sido incuestionable.

«Tanto en la explanada del Santuario como en el recorrido y en su recibimiento en Fuente Concejo, donde es recibida por parte de las autoridades civiles, religiosas y militares, participan miles de cacereños, quedando así patente el gran fervor que esta imagen tiene en la ciudad», describía ayer la Junta al comunicar la declaración de Interés Turístico Regional.

«Ahora tenemos la responsabilidad de mejorar el novenario», asegura el mayordomo

Para su designación se ha tenido en cuenta «la originalidad de la celebración». En concreto, se destaca el recorrido por el casco histórico. También se ha valorado la originalidad del cambio diario de manto de la imagen, y se recuerda que existe la tradición de que los fieles que acuden al templo a visitarla durante el novenario han de averiguar previamente su color. Hay que recordar que la Cofradía cuenta con 134 mantos, que son donados por colectivos y particulares, una cifra en permanente crecimiento.

«Teníamos fe»

El actual mayordomo de la Cofradía de la Virgen de la Montaña, Juan Carlos Fernández Rincón, aseguraba ayer tras conocer la noticia que la declaración puede ayudar a atraer turismo religioso a la capital cacereña.

«Agradecemos a todos los que nos han ayudado y han creído en nosotros. Teníamos mucha fe en conseguirlo. Esta vez aumentamos las actividades de carácter más turístico y ha funcionado», destacaba ayer Rincón, mientras recordaba los esfuerzos desplegados en este sentido por quien fuera mayordomo hasta el pasado mes de junio, Joaquín Floriano.

«Ahora tenemos la responsabilidad de mejorar el novenario de la Virgen para atraer un tipo de turismo religioso que hasta ahora no se planteaba en la ciudad. Tenemos muchas ideas y hay que ponerlas en marcha», añadía.

Por su parte, Floriano, mayordomo entre 2008 y 2018, subrayaba que «el objetivo siempre ha sido fomentar el conocimiento de la Virgen de la Montaña, porque no se puede querer lo que no se conoce. La declaración ayudará a que se conozca mejor nuestra devoción y se quiera más nuestra imagen».

El anterior responsable de la Cofradía cree que en la declaración «ha sido fundamental el ampliar las actividades. La primera vez pensamos que con la piedad popular y la tradición iban a ser suficiente, pero hemos tenido que demostrar, mejorando los expedientes que se han ido presentado a la Junta, que además viene mucha gente de fuera a ver a nuestra patrona».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos