Un autor ecuatoriano que atrae a público amante del arte

El Museo Guayasamín es un puente entre España y América. :: j. r. /
El Museo Guayasamín es un puente entre España y América. :: j. r.

C. NÚÑEZ CÁCERES.

Hace 22 años la Diputación Provincial de Cáceres y la Fundación Guayasamín abrieron junto al chalé de los Pedrilla una casa-museo dedicada a la obra del pintor Oswaldo Guayasamín (Quito, Ecuador, 1919-1999) con 50 piezas de arte precolombino y una treintena contemporáneas.

La Fundación trajo hace siete años hasta Cáceres 11 piezas nuevas. Tal y como apunta la también directora de este museo, que completa la oferta del Pedrilla, María Jesús Herreros de Tejada, lo que muestra el Guayasamín es algo único en Europa, y viene a ser una especie de puente de unión entre España y América Latina. Aunque hay colecciones similares en Chile, Cuba, Puerto Rico y República Dominicana en ningún otro punto de Europa puede encontrarse una similar. Por ello la directora considera que «es un lujazo». Además de las propias obras de Guayasamín puede encontrarse una colección de arte precolombino y colonial que también resultan interesantes. La obra de Guayasamín está actualmente cedida a Cáceres, sin una fecha concreta.

Normalmente, los visitantes que se acercan al museo Pedrilla también visitan el Guayasamín. El que sabe el papel relevante que ha tenido este autor en el arte contemporáneo, paladea esta colección y la disfruta.

Este recinto cuenta con una sala multiusos que cada vez se solicita más, tal y como cuenta Herreros de Tejada. Los talleres del Womad también se celebran desde hace unos años en los jardines del Pedrilla. Esta última edición, por ejemplo, se utilizó el Guayasamín para hacer los talleres infantiles porque llovió y los niños tuvieron que resguardarse. Al jardín le salen muchas «novias». Otro de los actos sonados recientes fueron las bodas que se celebraron dentro del Festival de Teatro Clásico de Cáceres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos