Las autoescuelas protestan al verse afectadas por la huelga de examinadores

Protesta ayer ante la Jefatura Provincial de Tráfico. :: cedida
Protesta ayer ante la Jefatura Provincial de Tráfico. :: cedida

Denuncian que los más perjudicados son los alumnos que no saben cuándo podrán examinarse para obtener el carné de conducir

SERGIO LORENZO CÁCERES.

A las ocho de la mañana de ayer la calle Doctor Marañón, que se encuentra junto a la Cruz de los Caídos, estaba llena de coches de autoescuela que protestaban de manera visible y ruidosa. El motivo: que en este lugar está la Jefatura Provincial de Tráfico y se quejan de que la huelga de examinadores está afectando a su negocio y a los jóvenes que quieren sacarse el carné de conducir. «Los más perjudicados son los que vienen a examinarse a Cáceres de los pueblos, y tienen que irse sin haber hecho el examen porque los examinadores están en huelga», señala el encargado de una de las 18 autoescuelas de la ciudad de Cáceres que ayer estaba en la protesta, que prefiere mantenerse en el anonimato.

Las autoescuelas de Cáceres querían evitar lo ocurrido el 2 de junio, pasado, el primer día de huelga, en el que de los seis examinadores sólo se presentó uno a realizar su trabajo, y se quedó el 83% de los que se habían presentado al examen sin poder hacer la prueba.

Ayer era el segundo día de huelga, con los profesores de autoescuela protestando en la calle, se hizo la prueba teórica, desplazándose varios funcionarios de la Jefatura Provincial de Tráfico a las dependencias de la cercana calle de Antonio Silva, en las que se hacen los exámenes teóricos; pero no hubo exámenes prácticos, ya que los dos examinadores que había se habían ido a Navalmoral de la Mata.

El verano es tiempo de autoescuelas, la época en que muchos jóvenes estudian para sacarse el carné de conducir antes del 15 de julio, ya que del 15 de julio al 15 de agosto no hay exámenes; pero este año van a tener difícil el sacarse el carné por la huelga de examinadores. El problema no sólo es de Cáceres, es a nivel nacional. La Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), calculaba ayer que en España unos 7.000 alumnos se quedaran sin examen de conducir cada día.

Los examinadores estarán en huelga, según indican, hasta que consigan una subida del complemento específico, para cubrir la falta de examinadores. Según Asextra, cada examinador hace una media de 13 pruebas diarias, denunciando que tienen una presión psicológica, y son víctimas de agresiones físicas y verbales, además de tener que trabajar en un coche, lo que supone padecer dolores de espalda y de cuello.

La Asociación convocó hacer una huelga el 2 de junio en toda España. Al ver que no había una respuesta a sus problemas ni de parte de la Dirección General de Tráfico (DGT) ni de Función Pública, decidieron que harían huelga los lunes, martes y miércoles desde ayer, 19 de junio. Esta protesta aseguran que la mantendrán los meses de junio y julio. Un tercer paso, de no ser escuchados, es mantener una huelga indefinida que empezaría en el mes de septiembre.

El sindicato CSIF aseguraba ayer que la huelga estaba teniendo un seguimiento del 90%.

«Nosotros no nos oponemos a la huelga de los examinadores - indicaba ayer el responsable de una de las autoescuelas de Cáceres -. La huelga es un derecho; pero lo que pedimos es que no nos afecte a nosotros y sobre todo a los alumnos. Por lo menos tenían que garantizarse unos servicios mínimos para que se puedan examinar más alumnos». Esta persona reconocía que la situación de los examinadores ha empeorado en Cáceres, «hace cinco años, había el doble de examinadores; si ahora hay seis, antes había doce o trece. Muchos se han jubilado y quedan menos».

Según la Asociación de Examinadores de Tráfico, otro sector afectado por su huelga, además de las autoescuelas y los alumnos, son las arcas del Estado, ya que en 20 días de huelga calculan que la Dirección General de Tráfico dejará de ingresar 25 millones de euros en tasas.

Fotos

Vídeos