Aumentan los robos en pisos del centro de Cáceres los fines de semana

Entraron en un piso de la avenida Virgen de la Montaña. :: jorge rey/
Entraron en un piso de la avenida Virgen de la Montaña. :: jorge rey

«Eran las dos de la tarde, abrieron la puerta de mi habitación y al verme salieron corriendo», afirma una víctima

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

Carlos, un joven de 16 años, contaba ayer en YouTube el susto que tenía en el cuerpo después de que unos desconocidos entraran en el piso en el que vive en Los Fratres, para robarle, a las dos de la tarde del pasado domingo. «Aún me pongo nervioso cuando lo recuerdo - decía -. Yo estaba solo en el piso, estaba en la cama de mi habitación porque me había acostado tarde la noche anterior. Primero llamaron desde el portal, pero yo no abrí, pensando que si era mi madre ya abriría con su llave (...). Luego llamaron a la puerta de casa, y me puse algo nervioso. Después vi cómo el pomo de la puerta se movía y alguien abrió un poco la puerta, pero al verme salieron corriendo. (...) Me quedé en la habitación buscando algo con lo que defenderme por si volvían, y llame por teléfono a mi madre y a mi tía. La policía vino enseguida».

Carlos contaba que por suerte no le habían robado nada.

El piso en el que vive es uno de los tres que han sido visitados por los ladrones este pasado fin de semana, dándose la circunstancia peculiar de que los robos o intentos de robo se han producido no por la noche, sino por la tarde.

Los ladrones robaron en un piso de la Plaza de Italia, y también entraron en un piso del número 21 de la avenida de la Montaña. En este último entraron antes de las cuatro de la tarde, escapando al encontrarse con un joven de unos 15 años que al verles empezó a llamar a sus padres.

Joyas

Cuando tuvieron éxito fue el sábado de la semana anterior , el 3 de febrero. Alrededor de las ocho y media de la noche entraron en un piso del número 12 de la calle Alfonso IX. De aquí se llevaron joyas y algo de dinero.

Mirando los vídeos grabados por la cámara de seguridad del cercano Hotel Los Naranjos parece que los ladrones pueden ser dos mujeres y un hombre que a esa hora entraron en el portal.

El modus operandi siempre es el mismo. Insisten llamando desde un portal a un piso determinado que creen que está sin gente en esos momentos. Logran acceder porque algún vecino les abre o porque entran con alguien, y al llegar a la puerta del piso siguen insistiendo llamando al timbre. Cuando nadie contesta entran forzando la cerradura. En una de las viviendas a la que accedieron el pasado fin de semana, la puerta estaba cerrada con sólo una vuelta de llave, por lo que pudieron entrar con relativa fácilidad con la ayuda de una tarjeta de crédito.

Un vecino de la avenida de la Virgen de la Montaña se lamentaba de que muchos de estos robos se realizan porque hay vecinos que abren la puerta del portal a desconocidos. «Yo siempre digo: 'Pues si no le abre el vecino al que va a ver, es que no está' y no se me ocurre abrir; pero hay gente, muchos, que sí abren el portal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos