«Si no se atiende pronto nos vamos a quedar sin muralla»

José María Galán Sánchez, en la Plaza de las Piñuelas. :: lorenzo cordero/
José María Galán Sánchez, en la Plaza de las Piñuelas. :: lorenzo cordero
José María Galán | Presidente de la asociación Torres de Cáceres

Considera que la Ribera del Marco merece también una inversión para su puesta valor como una zona más de la parte antigua

J. J. González
J. J. GONZÁLEZCáceres

Es socio fundador de Torres de Cáceres, asociación creada en 2012, y la preside desde el pasado mes de febrero. José María Galán Sánchez es cacereño, médico ginecólogo jubilado de 73 años, está casado y tiene tres hijos. Entre los problemas más urgentes de la ciudad monumental se refiere a la restauración de la muralla, cuyo coste superaría los 10 millones de euros. De momento, el Ayuntamiento tiene previsto intervenir en un primer tramo de muralla, para lo cual espera conseguir financiación del Ministerio de Fomento, con cargo al 1,5 por ciento cultural, en concreto un millón de euros, según la propuesta presentada. Pero José María Galán también cree que hay otra zona necesitada también de inversión: la Ribera del Marco, un paraje que considera integrado en la parte antigua. Galán resalta que desde su creación la asociación que preside ha organizado charlas y visitas guiadas, además de plantear reivindicaciones, como la apertura del yacimiento romano del Palacio de Mayoralgo al público, y entregar sus premios anuales 'Torres de Cáceres' a personas o entidades que destacan por su protección del patrimonio o la promoción de la ciudad.

-¿Por qué nace la asociación Torres de Cáceres y quiénes la crean?

-Surge de un grupo de amigos de Cáceres, de diversas profesiones, que creemos que en Cáceres es necesario agruparnos para unir nuestros deseos de conseguir algo fundamental: que tengamos información, que es una de las misiones de la asociación: informar a nuestros socios y a todos los que acuden a nuestras conferencias y reivindicar cosas justas. También tenemos una finalidad gastronómica. Después de las conferencias hacemos una cena, en la que nos acompaña el ponente y entablamos conversión con él sobre cuestiones que se hayan podido quedar en el tintero.

CLAVES «La mayoría de los cacereños sabemos que tenemos una joya ahí, pero pocos son los que conocen la realidad de esa joya» «Me duele el poco respeto que se tiene con la parte antigua en los festejos de aglomeración de público»

-¿Qué fines tiene la asociación?

-La promoción interna y externa de la ciudad, la excelencia turística, la promoción del patrimonio cultural, histórico, artístico y arquitectónico y también fomentar la recuperación de tradiciones y valores de la ciudad.

-¿Cree que la ciudad monumental es una gran desconocida para los propios cacereños?

-Sí, la mayoría de los cacereños sabemos que tenemos una joya ahí, pero muy pocos son los que conocen la realidad de esa joya.

-¿Qué hay que conocer y aprender de la ciudad monumental?

-Conociendo la ciudad monumental aprendemos que sus inicios son de un castro anterior a Cristo, que posteriormente los romanos hicieron Castra Caecilia, que hubo invasiones de árabes y recuperaciones cristianas, lo cual motivó muchos combates y conflictos bélicos en nuestra ciudad, y que como consecuencia de ello se hizo una muralla de protección, que es el motivo fundamenta por el que Cáceres es patrimonio de la Humanidad. Es la muralla, no son los palacios, y en ella podemos ver, como se aprecia con la recuperación de los restos del Palacio de Mayoralgo, una superposición de culturas, desde la romana y la árabe hasta la cristiana.

-La muralla fue clave para la consecución del título Patrimonio de la Humanidad. ¿Cree urgente intervenir para su conservación y restauración?

-Mucho. Es muy urgente porque la muralla sufre de enfermedades de la piedra y de los materiales que la componen. Como no se atienda pronto nos vamos a quedar si muralla. Esto ya ha sido comunicado por expertos en el estudio de la muralla.

-¿Está cumpliendo sus fines la asociación desde que se creó en 2012?

-Creemos que estamos consiguiendo cosas. Menos de las que quisiéramos, pero se han conseguido cosas. La apertura al Palacio de Mayoralgo se inició con una reunión con nuestra alcaldesa y con una recogida de firmas. La apertura de Mayoralgo a las visitas es fruto de la colaboración con otras asociaciones, la de los amigos de la ciudad monumental y la vecinal con el Ayuntamiento.

-¿Cree que las administraciones públicas son tacañas con la protección del patrimonio histórico?

-Lógicamente, pero soy consciente de que el dinero es el que es y que hay que administrarlo correctamente, aunque también pienso que se está gastando en otras cosas que no benefician tanto a la población en general.

-¿Es sólo cuestión de dinero?

-No, dinero sólo no, sino dinero y coordinación de esfuerzos por parte de todas las instituciones y conjunción de ideas para decir 'vamos a hacer primero esto y luego lo otro, pero vamos a hacerlo'. Nos gustaría que todo se haga de manea coordinada. Por ejemplo, que no haya que levantar el pavimento después de puesto porque haya que soterrar cables.

-Aparte de la muralla y el cableado, ¿qué otros problemas hay que atajar?

-El pavimento. Hay que hacerlo transitable porque ahora es incomodísimo llevar un coche de niños porque aquello es un mareo y la persona que necesite ir en silla de ruedas, pues es horroroso. Se pueden mantener incluso las mismas piedras, pero no los huecos que hay entre piedra y piedra. Los técnicos saben lo que tienen que hacer, yo no.

-¿Debería haber más edificios visitables?

-Debería conseguirse que fueran visitables todos. Sé que eso es algo muy difícil, pero sobre todo que todos tuvieran actividad, que estuvieran vivos porque hay algunos que están cerrados y no entra nadie en ellos.

-¿La administración está haciendo buena promoción para atraer a los turistas?

-Creo que se está haciendo una promoción aceptable, pero siempre es bueno hacer más y mejor. Hay que tener imaginación para hacer que los turistas que nos visiten no vengan desde Madrid y se vuelvan a Madrid por la tarde sino que se queden a pernoctar en nuestra ciudad. Hay que enseñarles que además de Cáceres tenemos ahí al lado Monfragüe, los Ibores-Jara, Trujillo, Guadalupe, Yuste, el Palancar...

-¿Cree positivo proyectos para poner en valor otras zonas además de la ciudad monumental para ampliar la oferta a los turistas, como el del corredor verde desde el Parque del Príncipe hasta el centro?

-Pero también está la Ribera del Marco, que es una zona de la parte antigua y es quizá la menos conocida y la menos utilizada. Hay que pensar en poner en condiciones de uso y disfrute la Ribera del Marco porque forma parte de la ciudad monumental. Pero comprendo que el dinero es limitado y que no se puede hacer todo de golpe.

-¿Cuál es su rincón favorito en la parte antigua?

-Sería la parte alta de la Plaza de San Jorge, escuchando la cantidad de pájaros que anidan en el antiguo instituto y recordando exámenes de reválida.

-¿Y algo que le duela por el abandono o falta de atención?

-Pues me duele el poco respeto que se tiene con la parte antigua en los festejos de aglomeración de público. Hay que dar el uso adecuado a esa zona de Cáceres. Los vecinos lo pasan mal y no pueden salir de casa.

-¿En qué espejo se debe mirar Cáceres?

-Yo conocí Salamanca mucho antes de las obras de restauración y Salamanca es hoy una ciudad preciosa. Vitoria también es una ciudad preciosa. No lo hicieron todo en una semana, pero todas las obras que se hacían, se hacían con miras a conseguir aquella Salamanca o aquella Vitoria que habían pensado hacer.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos