«El Ateneo siempre ha intentado recuperar su patrimonio perdido»

Javier Domínguez, presidente del Ateneo, mostrando el sello recuperado. :: Lorenzo cordero

Javier Domínguez, presidente de la entidad, se fija como metas del próximo curso llegar a más gente y mejorar la actividad en internet

SORAYA SALGADO CÁCERES.

Un nuevo curso con muchos proyectos e ideas diferentes se presenta, a la vuelta de las vacaciones, para una de las instituciones culturales con más actividad de la ciudad, el Ateneo. Este año lo hará con la satisfacción de haber recuperado un pequeño objeto con mucho valor para los ateneístas cacereños de ahora y del pasado. El descubrimiento es un sello ex libri de 1927, utilizado para marcar los libros que eran propiedad del Ateneo.

En 1925 los ciudadanos de Cáceres de espíritu liberal, aunque de diferente ideología, decidieron establecer un punto de encuentro común en el que pudiesen compartir opiniones, reflexiones e ideas. De esta manera nació el Ateneo, aunque duró poco tiempo. La Guerra Civil se encargó de borrar cualquier atisbo de unión entre los socios, por lo la institución cultural se disolvió y sus miembros se repartieron los documentos y enseres de valor.

ALGUNAS ACTIVIDADES

uSecciones fijas
Este año contarán con una nueva sección dedicada a las matemáticas con clases impartidas por el profesor Francisco Torrado.
uActividades puntuales
Nuevas jornadas literarias con la presencia de los primeros espadas de la literatura española.
uActividades extraordinarias
Formarán un grupo senderista para organizar excursiones.

«Siempre ha habido una intención por parte del Ateneo actual, que resurgió en el año 2000, de recuperar ese patrimonio que se perdió en tiempos de la Guerra Civil», explica a este periódico Javier Domínguez, actual presidente del Ateneo de Cáceres. «La idea que tenemos es ir hablando con la gente que creemos que puede tener cosas antiguas del primer Ateneo para algún día poder exponerlas y hacer gala de los casi 100 años de historia que tenemos», añade.

Teófilo Amores, actual socio de la entidad, ha sido quien ha descubierto en su propia casa este emblema que tanta ilusión ha despertado entre los que hoy sostienen ese espíritu de unión y amor por la cultura.

En la actualidad unos 450 socios mantienen vivo el proyecto y para su mantenimiento pagan una cuota de 9 euros mensuales, excepto en el mes de agosto, que se encuentra cerrado por vacaciones. «Estamos estupendamente, somos autónomos y autosuficientes», declara su presidente, quien añade: «Hoy en día es raro encontrar una asociación, con la actividad que tiene el Ateneo, que pueda decir que sus socios la sustentan». También explica Javier Domínguez que puntualmente reciben subvenciones específicas para pagar actos concretos.

El próximo curso

El Ateneo prepara ya su 'vuelta al cole'. Conseguir que llegue a un mayor número de gente y mantener actualizados sus perfiles en redes sociales son algunas de las metas que han marcado para el próximo año. «Es difícil dar a conocer una asociación cultural. George Dassis, una de las cabezas más importantes de la Unión Europea, es el presidente de su Comité Económico y Social y vino a exponer una ponencia en el Ateneo y aunque se publicó en todos sitios, la gente no se enteró», se lamenta.

Las actividades se dividen en tres bloques: secciones fijas, que mantienen una programación semanal; actividades puntuales, que se organizan esporádicamente, y actividades extraordinarias, en las que se citan a ponentes importantes.

«Este año tendremos una sección fija nueva. Serán clases de matemáticas impartidas de una manera espectacular. El nuevo fichaje es el profesor Francisco Torrado, del instituto Virgen de Guadalupe», señala Domínguez.

Además, se organizará la primera edición de unas jornadas literarias con ponentes de alto nivel que pretenden mantener en los próximos años. También se formará un grupo senderista para preparar excursiones de manera asidua.

Las secciones fijas de años anteriores se mantendrán, así como el concurso de pintura y el de relato corto. «Este año esperamos estrechar aún más los lazos con la Universidad de Extremadura e invitar a los colegios a participar en nuestros proyecto», concluye Javier Domínguez.

Fotos

Vídeos