«El apoyo al ajedrez a nivel local es mínimo»

Alejandro Fernández, durante la entrevista :: lorenzo cordero/
Alejandro Fernández, durante la entrevista :: lorenzo cordero

El joven cacereño Alejandro Fernández ha brillado en el Campeonato de España sub-16 de ajedrez

FRANCIS GONZÁLEZ CÁCERES.

Si alguien dudaba de que el ajedrez fuese un deporte emocionante deberían preguntarle a los trabajadores de la Federación Española. El Campeonato de España sub-16, celebrado en la localidad granadina de Salobreña hasta el pasado 29 de julio, se saldó con triple empate a puntos entre el segundo y el cuarto clasificado, puesto en el que quedó el cacereño Alejandro Fernández. El joven lamenta el escaso apoyo que recibe este deporte a nivel regional, pero, sobre todo, a nivel local.

En la actualidad, este cacereño de 15 años se encuentra en el número 18 del ranking a nivel nacional, aunque espera ascender y estar entre los diez primeros de su categoría cuando se vuelvan a actualizar las listas, tras el buen Campeonato de España realizado. Alejandro pertenece a dos clubes de la ciudad, el Castra Caecilia, que se dedica fundamentalmente a la cantera, y el Cacereño, de categoría senior. En el Castra Caecilia, donde compite con niños de su edad, explica que le inculcan el «respeto por el rival, por el ajedrez, humildad e intentar superarse a uno mismo en cada partida».

Fernández cuenta con el total apoyo de sus padres, aunque estos no se mostraban muy conformes cuando, con solo 3 años, quiso empezar a jugar al ajedrez tras verlo en un episodio del vaquero Lucky Luck.

«Suelo salir a correr para aumentar la resistencia física de las partidas, que pueden llegar a durar hasta cuatro y cinco horas», indica Alejandro. Sobre su entrenamiento práctico expone que tiene que entrenar solo. «Mi prinicpal método consiste en jugar contra el ordenador, leer libros de partidas y hacer problemas de ajedrez. El ordenador me plantea un problema o situación de partida y yo tengo que resolverlo», problema que compara con los que aparecen en los libros de matemáticas. «La partida más larga que he jugado la hice en 98 movimientos. Fueron cinco horas de concentración», recuerda. Entre semana le suele dedicar dos horas al día al entremiento, a las que hay que añadir las competiciones de los fines de semana.

Vacaciones

Últimamente, con las vacaciones y la preparación del Campeonato de España estas cifras se han visto aumentadas, destaca su padre. En sus 12 años de trayectoria como jugador de ajedrez, Alejandro se ha enfrentado a muchos rivales, pero le gustaría especialmente enfrentarse a otro extremeño, Manuel Pérez Candelario, que «es el mejor de Extremadura. Tiene el título de Gran Maestro, que es lo máximo en ajedrez».

Como en cualquier otro deporte, en el ajedrez también hay nombres muy admirados. Este es el caso de de Kaspárov, Gran Maestro, que es el rango más alto al que se puede optar en esta práctica y varias veces campeón del mundo, famoso también por su fuerte personalidad. Para Alejandro Fernández, es un espejo deportivo en el que fijarse.

Su mayor virtud es atacar. «En ocasiones hay que defenderse y aguantar, pero tengo un buen carácter ofensivo», afirma. Relacionado con mejorar en este ámbito están sus próximos compromisos y objetivos. «Quiero subir puestos en el rankin, de momento. A medio plazo me gustaría conseguir el título de Maestro internacional», expone este joven con altas aspiraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos