50 años sin el Norba, por donde pasaron desde la Piquer a Calvo Sotelo

El Teatro Norba Cinema estaba en la esquina de las avenidas de España y Virgen de la Montaña. :: S. E./
El Teatro Norba Cinema estaba en la esquina de las avenidas de España y Virgen de la Montaña. :: S. E.

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

En este mes de julio se cumplen cincuenta años de la desaparición del Cine Norba. El 31 de julio de 1967 se cerró para el público la que durante mucho tiempo fue la mejor sala de espectáculos de Cáceres, que estuvo en funcionamiento 33 años.

Juan Pérez García fue el promotor y propietario del que nació siendo el Teatro Norba Cinema, que era un gran edificio que tenía 2.000 localidades y calefacción, levantado en la esquina de la avenida de España con la que ahora se llama avenida Virgen de La Montaña. Cuando se inauguró el 1 de febrero de 1934 en esta ciudad sólo había otro edificio en donde se proyectaban películas: el Gran Teatro.

El Norba comenzó fuerte. Sentarse en su butaca costaba en su primera proyección 2,5 pesetas, cuando en el Gran Teatro valía 1 peseta. No fue mucha gente a ver la película con la que se inauguró, 'La amargura del general Yen', en la que la protagonista femenina era Bárbara Stanwyck, teniendo que bajar los precios a 1,25 pesetas los festivos y una peseta los días de diario.

El día que empezó la Guerra Civil, en el Norba luchaban 'La Pantera Negra' y 'El estrangulador suizo'

Lo recordaba Juan Pérez García en una entrevista publicada en el Diario HOY el 9 de febrero de 1969, cuando en el solar en el que estaba el cine se estaba levantando el actual edificio Norba de 12 pisos, en el que se anunciaba que habría, «guardería, cafeterías, plantas comerciales y accesos para automóviles».

Contaba entonces el que fue propietario del cine, que hasta diciembre de 1938 aquí se organizaron actuaciones de música, hubo bastante teatro y mítines que no trajeron muy buena suerte a quienes los convocaron.

El 19 de enero de 1936, domingo para más señas, José Antonio Primo de Rivera ofreció una charla política a las once de la mañana en esta sala, indicando la noticia del Diario HOY que, «unos cientos de falangistas uniformados, perfectamente disciplinados, a la voz de mando tomaron todos los pasillos, laterales y centrales, de los que consta el amplio salón Norba». El líder falangista habló sobre todo de la crisis, del paro que había en España. Recalcó que en 1933 había en este país 700.000 obreros parados. «Pero donde el problema del paro se acentúa con mayor gravedad - dijo -, es en el campo, pues según las últimas estadísticas se eleva a 400.000 el número de campesinos que carecen de tierra y trabajo». En Cáceres dijo José Antonio que no le importaba desaparecer de la vida de España si los falangistas seguían las enseñanzas aprendidas. Dos meses después, el 14 de marzo fue detenido y el 20 de noviembre, tras el estallido de la Guerra Civil, le fusilaron. Tenía 33 años.

Tres días después de que lo hiciera José Antonio Primo de Rivera, el día 22 de enero de 1936, dio un mitin en el Norba José Calvo Sotelo. La reseña del Diario HOY describe así el éxito de público: «El teatro Norba, dos horas antes de comenzar el mitin, estaba totalmente abarrotado de público, calculándose en unas 3.500 personas las que se congregaron en él. Las puertas del local se cerraron media hora antes, quedándose centenares de personas en la calle». En el acto, el político derechista se mostró especialmente violento con el Gobierno, llegando un delegado de la autoridad a amenazarle con suspender el mitin si no se moderaba.

Después del Norba dio otro mitin en el Gran Teatro, «donde hay una muchedumbre análoga a la anterior - según la reseña periodística de la época -. Allí expone los peligros de una España roja y aboga por una actuación valerosa que nos dé el triunfo arrollador que de manera evidente se vislumbra en toda España. En el Hotel Álvarez se le obsequió con un banquete limitado a 250 cubiertos por incapacidad del local».

Al día siguiente Calvo Sotelo estaba en Trujillo, en donde llena el Teatro Gabriel y Galán, y en el Hotel de la Cubana se le ofrece una comida con más de 300 comensales.

1. Calvo Sotelo murió a los cinco meses de sus mitin en el Norba. 2. Luis Sagi-Vela. 3. La Venus de Bronce.: S.E.

En el Norba, dijo esta frase premonitoria del levantamiento: «La situación de España no se resolverá con fórmulas cómodas, fáciles y alegres, sino con soluciones difíciles, heroicas, que acaso exijan sangre». Poco después, el 13 de julio de 1936 el político gallego fue asesinado de un tiro en la cabeza, tras ser sacado de su casa de madrugada. Tenía 43 años. Tras su asesinato, Franco decidó unirse al golpe de estado de 1936.

Precisamente el día que empezó la Guerra Civil, el 18 de julio de 1936, hubo en el Norba un combate de lucha libre entre Churf 'El estrangulador suizo' y Gomis 'La pantera negra'.

Durante la Guerra fue la única sala de espectáculos ya que el Gran Teatro se destinó a cuartel. Recordaba Juan Pérez García en la entrevista de 1969, que en febrero de 1937 apareció en Cáceres el barítono Luis Sagi-Vela, «y es que el Movimiento - indicaba el dueño del Norba -, le cogió en zona roja, se pasó a la nacional a través de Portugal, llegó a Cáceres, y como venía sin dinero, le montamos un recital en el que actuó». El considerado como uno de los mejores cantantes de zarzuela y ópera del siglo XX se murió en 2013 con 99 años.

A José Antonio le detuvieron a los dos meses de este acto:: JAVIER
A José Antonio le detuvieron a los dos meses de este acto:: JAVIER

Juan Pérez contaba una anécdota curiosa, que ocurrió cuando actuó en 1938 la bailaora Custodia Romero La Venus de Bronce, «en el intermedio se daba el parte de guerra, lo hacía una figura de la compañía, y se encargó a un bailarín, a un tal Ortega, que se negó porque decía que no tenía 'buena ortografía', quería decir que no sabía leer».

En el Norba actuó Estrellita Castro y Conchita Piquer, y vino José María Pemán a ver el estreno de una de sus obras de teatro, 'De ellos es el mundo'.

Hace 50 años, el 31 de julio de 1967, el cine Norba cerró sus puertas. Se despidió con una película de no mucho éxito, 'Cuando ellas enredan', protagonizada por Eddie Constantine, actor y cantante norteamericano, que logró fama en París bajo la tutela de Edith Piaf. El precio de la butaca de patio fue de 20 pesetas y del anfiteatro 11 pesetas.

Por cierto, 50 años después ir al cine en Cáceres cuesta 6,80 euros; es decir 1.130 pesetas. Es 56 veces más caro... que se dice pronto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos