Un abuelo acusado de realizar tocamientos a su nieta sufre un infarto en Cáceres minutos antes del juicio

Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Cáceres./HOY
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Cáceres. / HOY

El Ministerio Fiscal solicita una pena de diez años de prisión mientras que el abogado del acusado defiende su absolución por la «falta de violencia e intimidación» en los hechos

EFE

La Audiencia Provincial de Cáceres ha suspendido un juicio, previsto para la mañana de este lunes, por presunto delito de agresión sexual a una menor, después de que el acusado sufriera un infarto en las dependencias judiciales minutos antes de la vista oral.

El hombre, abuelo de la víctima, ha sido trasladado al Hospital San Pedro de Alcántara, de Cáceres, donde se le ha practicado un cateterismo y permanece en la UCI.

El juicio, suspendido hasta el 4 de junio, se iba a desarrollar hoy a puerta cerrada en la Audiencia provincial de Cáceres por una presunta agresión sexual a una menor por parte de su abuelo.

El Ministerio Fiscal solicita una pena de diez años de prisión para el acusado por presuntamente realizar tocamientos a su nieta.

Los hechos enjuiciados se remontan a periodos vacacionales entre 2008 y 2013, aunque la defensa considera «imposible» ese inicio, que sitúa a la edad de entre 6 y 8 años de la menor.

Este lunes se iban a presentar distintos testimonios, como una declaración grabada de la víctima, que está bajo la tutela de la Diputación foral de Guipúzcoa, donde fue acogida en un centro de menores en 2014.

Por su parte, el abogado del acusado defiende su absolución por agresión sexual por la falta de violencia e intimidación en los hechos y la «nula credibilidad» de la víctima puesto que su testimonio «puede estar mediatizado por otras personas del entorno que se llevan mal con el abuelo», ha expresado su defensa.

Para el letrado, la pena para su defendido no puede ser superior a cinco años por abuso sexual, en el caso de que se acrediten los tocamientos.

El acusado se encontraba actualmente en prisión preventiva desde hace un año y medio, tras denunciar el centro de acogida intentos de ponerse en contacto con la menor, con la que tenía una orden de alejamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos