Hoy

Los ejemplos de ciudades como Plasencia o Toledo

Algunos de los principales fabricantes de ascensores ya han trasladado sus propuestas al Ayuntamiento de Cáceres sobre el proyecto de las escaleras de Galarza. También se quiere contar con la opinión de los usuarios. De hecho la asociación comercial del barrio se ha pronunciado. Cáceres se fija en el ejemplo de otras ciudades que ya cuentan con escaleras mecánicas. Es el caso de Toledo, que estrenó su infraestructura en el año 2000. El objetivo era trasladar desde un aparcamiento hasta la zona alta de la ciudad a los visitantes de forma poco fatigosa. También Bilbao, Santander o, más cerca, Plasencia disponen de sus escaleras. En la ciudad del Jerte costaron 1,2 millones. Se montaron en 2010.