Hoy

El mal estado de las fachadas afea las calles del casco viejo

1
1
  • El pleno municipal aborda hoy este problema de vías turísticas y comerciales como Pintores, Moret, Margallo y Paneras

Las fachadas en mal estado del casco viejo, el cinturón que rodea al recinto intramuros, están en el punto de mira. Ciudadanos ha presentado una moción que hoy se debatirá en el Pleno Municipal para que el Ayuntamiento inste a los propietarios de los inmuebles a adecentarlos. Insiste el grupo municipal en que «esta situación de precariedad del entorno arquitectónico» debe acabarse mediante «la aplicación racional de la normativa vigente».

Mientras tanto, el equipo de Gobierno dictaminó favorablemente ayer una ordenanza reguladora -con el apoyo de PP, PSOE y Ciudadanos y la abstención de Cáceres Tú- para evaluar los edificios de la ciudad. Afectará, entre otros, a inmuebles con una antigüedad igual o superior a 50 años. El texto incluye sanciones que van entre los 600 y los 6.000 euros para los propietarios que incumplan la ordenanza.

Hasta ahora, al no existir una ordenanza específica, había tres marcos legales de referencia: la ley del suelo estatal, la regional y el propio Plan General Municipal. En los tres casos se estipula que los dueños de los edificios deben conservar en perfecto estado tanto el interior como el exterior de las viviendas.

El Ayuntamiento puede actuar de oficio al abrir expediente al propietario de un edificio o hacerlo a raíz de la denuncia presentada por una tercera persona. En ambos casos, se le concede al dueño del inmueble un plazo concreto para que presente el proyecto de rehabilitación de la fachada o un documento similar. Si no responde, el Consistorio vuelve a hacer un segundo intento. Como última alternativa o en el caso de que se trate de una intervención urgente, el Ayuntamiento actúa de forma subsidiaria y después pasa la factura a la propiedad.

80 expedientes

Entre 2010 y 2015, el Consistorio abrió expediente a los dueños de 80 edificios. General Margallo, Parras, Barrio Nuevo, Nidos, Busquet, Castillo, Caleros y Pintores son las calles que más expedientes han acumulado.

Sin embargo, el control realizado hasta ahora por el Consistorio parece ser insuficiente. Hace tiempo que Aeca, la Asociación de Empresarios del Comercio de Cáceres, viene exigiendo al Ayuntamiento que sea más exigente con los propietarios de inmuebles en mal estado de la zona centro al ser una de las instantáneas que el turista se lleva de la ciudad.

«Ganaría muchísimo la ciudad. En alguna ocasión hemos reclamado que se intervenga en la zona de Moret, en la de Donoso Cortés, en Roso de Luna... Hay algunas fachadas penosas. Ya le he dicho a la alcaldesa que en lugar de gastarse el dinero en recurrir lo que no tiene que recurrir -en referencia a la reciente sentencia del TSJEx que avala que las grandes superficies sólo puedan abrir diez días no laborables al año- que lo empleara en adecentar fachadas, que es la imagen que se llevan los turistas de Cáceres», señala Diego Mostazo, vicepresidente de Aeca y presidente de la asociación de comerciantes y hosteleros de la Zona Centro.

De la impresión que se llevan los turistas de la ciudad sabe, y mucho, Milagros Rivas, que trabaja como guía de turismo en Cáceres. Llama la atención sobre el estado de algunas fachadas de la calle Paneras, vía de llegada por excelencia hasta la Plaza Mayor para todos esos turistas que llegan en coche o en autobús hasta la Plaza de Obispo Galarza. Y dentro del recinto intramuros pone el acento en el degradado aspecto que presenta la fachada del Palacio del Marqués de Ovando, en plena Plaza de Santa María.

«Paneras, desolada»

«Paneras está muy desolada. Tiene los locales abandonados y dan mal aspecto. Bajo mi punto de vista, en los locales que no tienen utilidad se podrían poner fotos grandes de la Ciudad Monumental. En general, el turista tiene la idea de que Cáceres es una ciudad limpia. Pero sí se lleva una imagen de dejadez en cuanto a locales y el tema de las fachadas», resume Milagros.

La maleza, los desconchones y las pintadas se abren paso en los edificios del casco histórico. A propósito de los grafitis, el Ayuntamiento ha anunciado una campaña de limpieza para eliminar las pintadas en 43 calles con un presupuesto de 35.000 euros.

A ojos del turista y del cacereño sobresale el mal estado en el que se encuentra un local de la Plaza Mayor, el de la antigua farmacia Escribano, situado entre el Arco de la Estrella y la recién reinaugurada Oficina de Turismo. Su cubierta, que servía de mirador hacia la Plaza y acogía los veladores de un restaurante, permanece vallada desde hace un año por el peligro que supone, ya que el local arrastra filtraciones de agua. La imagen no es precisamente atractiva.

Cecilia Calderón está especializada en la venta y el alquiler de inmuebles situados en el casco viejo. En su opinión, hay varios factores que explicarían por qué Cáceres concentra tantas fachadas deterioradas. «El que no se pinten las fachadas es una cuestión de costumbre. Te vas a cualquier pueblo del sur, de donde yo procedo, y las fachadas se encalan todos los años. Cáceres no lo hace, quizás, porque empieza en una ciudad monumental de piedra donde no es necesario el mantenimiento de las fachadas. La gente de fuera tiene la sensación de que el centro está muy dejado», apunta sobre el estado de algunos edificios.

A este motivo se podría sumar el económico. Pintar un edificio de tres plantas en la calle Gallegos (de un único color, sin dibujos) cuesta unos 3.000 euros, mientras que en Almendralejo, detalla, por un trabajo similar se cobra 500 euros. «En Cáceres es caro pintar las fachadas», apostilla Calderón. «Yo siempre digo que, si alquilas un piso que está muy bien puesto, el inquilino te lo va a cuidar mejor. Pues si tienes la ciudad muy limpia y sus fachadas muy adecuadas, el grafitero se lo piensa más». Palabra de experta inmobiliaria.