Hoy

Ecologistas advierten del daño de la Ronda Sureste al cernícalo primilla

 Uno de los terrenos, entre el Residencial Universidad y la ladera de la Montaña, donde tienen sus comederos los cernícalos primilla, que se alimentan de saltamontes, reptiles, etcétera. Detrás de estos terrenos discurrirá la Ronda Sureste.
Uno de los terrenos, entre el Residencial Universidad y la ladera de la Montaña, donde tienen sus comederos los cernícalos primilla, que se alimentan de saltamontes, reptiles, etcétera. Detrás de estos terrenos discurrirá la Ronda Sureste. / Lorenzo Cordero
  • Seo-BirdLife cree que el trazado del vial será «la puntilla» para estas aves porque perderán terrenos donde ahora tienen sus comederos más cercanos

Es el ave estrella de la ciudad, con tanto valor que debido a su presencia está reconocido legalmente una espacio protegido a través de una Zepa urbana, que se corresponde con los límites de la ciudad monumental, en cuyos palacios y casonas habita, con sus nidos abiertos en los huecos de las fachadas o bajo las tejas. Es el cernícalo primilla, una pequeña rapaz que constituye por si sola un reclamo para el creciente y pujante turismo ornitológico. Sin embargo, en los últimos años ha descendido su población en un 40 por ciento y la asociación conservacionista Seo-BirdLife cree que la construcción de la Ronda Sureste, con su actual trazado, sin túnel bajo la Montaña, será «la puntilla» para el ave urbanita más preciada de la capital cacereña. Por ello, la asociación se ha dirigido hace unos días a la Junta de Extremadura para advertirle del peligro, si no se toman medidas alternativas, de la construcción de la ronda, que discurrirá entre la carretera de Trujillo y la Charca Musia.

«El proyecto de la Ronda Sureste puede ser la puntilla para el cernícalo primilla». Así de rotundo se expresa el delegado de Seo-BirdLife en Extremadura, Marcelino Cardalliaguet Guerra, quien recuerda que el último censo de estas rapaces acusa un descenso considerable en comparación con hace diez años, cuando existían entre 300 y 400 parejas. Según los datos de la organización ecologistas, la capital cacereña cuenta actualmente con 162 parejas, con lo que el retroceso es superior al 40 por ciento. «Si ya ha caído el censo, si se construye la Ronda Sureste sin las medidas alternativas, les quitarán las zonas de alimentación que ahora tienen próximas y se les pondrán las cosas más difíciles», afirma.

Cardalliaguet recuerda que su organización realizó un estudio sobre las principales zonas de alimentación de los cernícalos primilla de Cáceres, precisamente por encargo de la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura. Antes de terminarse ese estudio, la Junta había aprobado la declaración de impacto ambiental del trazado de la Ronda Sureste, que se publicó el 14 de abril de 2014.

El estudio localiza tres zonas de terrenos donde suelen acudir los cernícalos primilla a comer, fundamentalmente langostas, saltamontes o pequeños roedores y reptiles. La zona más amplia está a ambos lados de la carretera de Casar de Cáceres y la más próxima a la ciudad monumental, que es el área de su Zepa urbana, está al otro lado de la Ribera del Marco, toda la zona de la Montaña, desde sus laderas. Hay otros terrenos donde comen, ubicados a ambos lados de la carretera de Badajoz, hasta el cruce con la autovía de la Plata.

Tres zonas

 Un cernícalo primilla en su nido de un edificio de la ciudad monumental de Cáceres. ::

Rapaz.

Un cernícalo primilla en su nido de un edificio de la ciudad monumental de Cáceres. :: / Lorenzo Cordero

Una de estas tres zonas, la de la Montaña, será atravesada por el trazado de la Ronda Sureste al haberse descartado la construcción de un túnel, por lo que Seo-BirdLife alerta del peligro que supone por invadir los comederos más próximos, aunque al otro lado del vial seguirá habiendo terrenos para su alimentación: «Los cernícalos primilla se irán de Cáceres si no tienen la comida cerca. No es que se mueran de hambre, porque no son tontos, pero sí se irán a otro sitio». Sobre las consecuencias de la pérdida de esta colonia, Cardalliaguet recuerda que Cáceres destaca por su atractivo ornitológico y que hace diez años, con 300 o 400 parejas de primillas, era la ciudad de España y una de las primeras de Europa con más población de estas aves, que son un potencial turístico.

¿Qué alternativas correctoras hay? Cardalliaguet señala que la Junta debería tomar medidas compensatorias a la pérdida de comederos, mediante acuerdos de gestión agraria con propietarios de fincas o mediante la adquisición de terrenos en los que se reproduzcan las condiciones propicias que se van a ver alteradas con la construcción de la ronda. Se trata de que haya praderas de secano con ganado y pastizales para que sigan acudiendo los primillas

Aunque Seo-BirdLife no ha presentado alegación formal al proyecto de la Ronda Sureste en el plazo de exposición pública cerrado el pasado marzo, sí se ha dirigido a la Junta hace unos días para recordarle el daño que puede hacer el vial a estas aves. Cardalliaguet recuerda que la declaración de impacto ambiental aprobada en 2014 «ya no sirve» porque el estudio sobre los comederos que hizo su organización es posterior, por encargo de la propia Junta: «tendrán que considerarlo y sólo se puede admitir el proyecto si se garantiza que no afectará al primilla», afirma.