Hoy

El desfile de San Jorge reunirá 11 dragones y un millar de figurantes

fotogalería

Desfile del año pasado

  • Una decena de colegios fabricarán las 'fieras' que acompañarán a la oficial el próximo sábado hasta la Plaza Mayor

La fiesta más legendaria de Cáceres vuelve a llenar la noche del 22 de abril de magia, a pesar de que no hay intriga porque el final de la historia es de sobra conocido: las tropas cristianas arrebatan la ciudad a los musulmanes. Tampoco habrá cambios el sábado cuando se rememore lo sucedido en 1229.

El desfile de San Jorge promete este año ser más masivo que nunca, debido a la presencia de un número mayor de figurantes procedentes de diez colegios cacereños. En total, 1.200 personas (1.000 escolares y sus padres más 200 actores profesionales), recorrerán el tramo que separa el pabellón Moctezuma, en la avenida de la Hispanidad, hasta la Plaza Mayor. Cada centro escolar participante lleva un dragón, por lo que se juntarán diez, que se unirán al dragón oficial, que es el único que pasará por las llamas.

Se trata de una pieza de 14 metros de largo, 2,5 de ancho y 4 de alto, que este año ha elaborado la empresa cacereña La Caja Escénica. Esta fiera simbólica vuelve a exhibirse en la Plaza antes de ser quemada, y podrá verse desde las 11 de la mañana hasta las 17,30 horas, como ya se hiciera en otras ocasiones. Habrá también pequeños dragones voladores por todo el desfile. Primero circularán los escolares y después lo hará el séquito oficial, con San Jorge a caballo, danzantes del vientre y animación. Por seguridad los niños saldrán antes, para evitar problemas con los caballos. La participación de los colegios, que el año pasado ya experimentó un notable crecimiento, hace que el desfile sea más vistoso, aunque el año pasado resultara un poco lento. Participan los centros Alba Plata, Extremadura, San Antonio, Castra Caecilia, Giner de los Ríos, Prácticas, Moctezuma, Carmelitas, Sagrado Corazón y Cervantes.

Puesta en escena

Por tercer año consecutivo la empresa Atakama es la encargada de organizar y dar vida a este desfile. Francisco Palomino explicó que la novedad más destacada de esta edición es la obra de teatro escrita por Fulgen Valares y dirigida por Olga Estecha y basada en la figura de la Mansaborá que se desarrollará en la escalinata del arco de la Estrella. «Es una interpretación libre de la leyenda, con la dicotomía entre el amor y la guerra», contó Palomino.

Las Ampas de los centros escolares han decidido salir de la Plaza antes de que empiece la escenificación y la quema del dragón, que tendrá lugar alrededor de las 22,30 horas. «Hay mucho niño pequeño, son dos horas de desfile y para ellos es muy casado estar una hora y media más allí y preferían salir». Se hará un pasillo para que los escolares y los dragones puedan trasladarse hacia la Plaza del Duque y Margallo.

Tras la lucha entre moros y cristianos, sin espadas, se procederá a la quema del dragón y al encendido de castillo de fuegos artificiales. También se esconderán las tradicionales gallinas con cheques en premios para que los más jóvenes emprendan su búsqueda. Además del concurso de dragones habrá otro de dibujo infantil. El desfile cuenta con un presupuesto de 45.000 euros, tal y como precisó el teniente de alcalde, Valentín Pacheco.

El día siguiente, como es tradicional, se llevará a cabo la procesión cívica a las 12,00 horas. Tras la misa en Santa María los concejales regresan al Ayuntamiento, donde el miembro más joven de la corporación, el portavoz socialista Luis Salaya, tremolará al viento el pendón en el balcón del Consistorio. Día grande en Cáceres.