Hoy

El Defensor del Pueblo pide el traslado de la Unidad de Salud Mental

Fachada principal del Hospital Nuestra Señora de la Montaña. :: hoy
Fachada principal del Hospital Nuestra Señora de la Montaña. :: hoy
  • Tras una visita sorpresa al Hospital Provincial, sugiere que se evite el ingreso de pacientes pediátricos

El Defensor del Pueblo cree que la atención que se presta en la Unidad de Salud Mental de Cáceres, en el Hospital Nuestra Señora de la Montaña, es mejorable. No tanto por la atención sanitaria que se da, sino por las infraestructuras de las que dispone, aspecto que es extensible al resto de unidades y servicios del Hospital Provincia, así como por el protocolo organizativo que se sigue en la actualidad.

Además, la Oficina del Defensor sugiere la dotación de más personal de Enfermería y que en la medida de lo posible se evite ingresar a pacientes pediátricos.

Desde el Servicio Extremeño de Salud (SES) han indicado a este diario, tras conocer «hace poco» el informe del Defensor del Pueblo, que son conscientes de la situación, que en parte se resolverá cuando se ponga en marcha el nuevo hospital, actualmente en obras en El Cuartillo, ya que la Unidad de Salud Mental, según anuncia el SES, será trasladada al San Pedro de Alcántara.

Además, el gerente del SES, Ceciliano Franco, indica que se plantean crear un «centro propio» para atender a niños y jóvenes, lo que sería realmente una novedad en el servicio que se ha prestado hasta el momento a las patologías mentales en el caso de Cáceres.

Las «sugerencias» de mejora que hace la Oficina del Defensor del Pueblo parten de una visita «sin previo aviso», según consta en su propia Memoria, a la unidad de hospitalización psiquiátrica, que fue realizada el pasado día 5 de octubre, y en la que se llegaron a realizar «entrevistas reservadas con algunos pacientes». La efectuaron dos técnicos de la Oficina y una técnica externa (médico).

«Durante la visita se entrevistó a algunos miembros del equipo médico y del personal, y se examinaron expedientes personales e historias clínicas, entre otros documentos», añade la Memoria.

Cinco sugerencias

Como conclusiones de la visita, se hacen cinco sugerencias principales a la Junta de Extremadura como responsable del centro hospitalario. La primera es «agilizar el traslado de la Unidad del Hospital Nuestra Señora de la Montaña de Cáceres al San Pedro de Alcántara u otro centro de nueva construcción con mejores infraestructuras».

La segunda, «adoptar las medidas necesarias para reforzar el personal de enfermería y auxiliar».

Igualmente, el Defensor del Pueblo cree necesario «dejar constancia al Juzgado de Guardia de la hora exacta y fecha en que se produce el ingreso en las comunicaciones de ingreso involuntario».

Otras recomendación es «incluir en las hojas de registro de las contenciones mecánicas, los antecedentes y consecuencias de la contención, con firma e identificación de todos los profesionales que han participado en la misma y con control documentado por enfermería con una periodicidad adecuada al protocolo hospitalario».

Por último también se sugiere al SES que aborde «un protocolo para, evitar en lo posible el ingreso de pacientes pediátricos en la Unidad de Salud Mental, así como su permanencia prolongada en Urgencias», dada la «inexistencia de atención pediátrica en el Hospital Nuestra Señora de la Montaña».

Todas estas recomendaciones aparecen en la Memoria del Defensor del Pueblo con el estado de «pendientes», aunque desde el Servicio Extremeño de Salud se asegura que no se conocieron inmediatamente después de la visita el pasado mes de octubre, sino hace solo «dos semanas».

Sobre el traslado de la Unidad de Salud Mental, el SES indica que «está planificado» con la apertura del nuevo hospital de Cáceres, pues está prevista su mudanza «al San Pedro de Alcántara».

Sobre la agilización que le pide el Defensor del Pueblo, no se pronuncia. Está previsto que el nuevo hospital del Cuartillo tenga finalizadas su obras este año, aunque luego faltará el equipamiento. La Consejería de Sanidad quiere utilizarlo en cuanto esté terminado, aunque el PP y el Colegio de Médicos de Cáceres, por ejemplo, son partidarios de esperar a que se complete con una segunda fase.

Respecto al aumento de más personal de enfermería y auxiliar, el SES recuerda que «se ha elaborado un plan con cargas de trabajo en cada área, y se están reforzando las unidades según necesidades».

Lo que no está previsto, admite, es aumentar las plantillas. «No podemos por las leyes del Estado, en concreto la que hace referencia a la tasa de reposición».

Respecto a las actuaciones de ingresos y comunicaciones, el SES asegura que «ya hay un nuevo protocolo de contención mecánica».

Finalmente, sobre las recomendaciones concretas que hace el Defensor del Pueblo con los pacientes pediátricos en esta unidad, desde el Servicio Extremeño de Salud se indica que «los niños que necesitan atención psiquiátrica se derivan a centros concertados y se ingresan el mínimo tiempo posible».

En cualquier caso, el gerente Franco añade que están «estudiando la viabilidad de tener centro propio para atender problemas mentales graves infanto juvenil».