Hoy

El comercio de Gómez Becerra urge el arreglo de la calle y ampliar las aceras

Piden que la calle Motril (derecha) vuelva a ser de subida. :: j. rey
Piden que la calle Motril (derecha) vuelva a ser de subida. :: j. rey
  • La peatonalización de la vía no convence a todos los empresarios de la zona comercial

Los empresarios de la calle Gómez Becerra, una de las arterias comerciales del centro urbano, urgen al Ayuntamiento el arreglo de la vía. Quieren que el Consistorio amplíe las aceras y elimine una parte de los aparcamientos. En cambio, el respaldo al proyecto de peatonalización de la calle, al que se ha mostrado favorable el equipo de gobierno de Elena Nevado, no cuenta con el visto bueno de todos sus inquilinos.

«Estamos divididos. Hay algunos comerciantes que prefieren que sea peatonal y otros que no. La mayoría prefiere que no sea peatonal. Se inclinan más por un 'acerado' decente por el que se pueda pasear», resume Isabel Lázaro, la presidenta de la asociación de comerciantes y hosteleros de Gómez Becerra, que cuenta en la actualidad con 21 establecimientos asociados. «Nosotros lo que queremos es que la calle se arregle cuanto antes», agrega Isabel. El comercio no se cierra en bloque a la peatonalización, pero si les dan a elegir -señala la presidenta-, se inclinan por mantener la calle abierta al tráfico. «Queremos evitar problemas con la carga y descarga. Además, en esta calle vive mucha gente mayor que necesita llegar en coche a su casa», describe Lázaro.

La asociación de comerciantes recuerda que fue el propio colectivo el que solicitó al Consistorio una reforma de la calle, que incluyera el ensanchamiento de aceras y la mejora de la iluminación. Más tarde, el pasado 22 de septiembre, el Ayuntamiento aprovechó la celebración del Día sin Coches para cortar al tráfico la calle y ensayar sobre el terreno una posible peatonalización. Fue aquí donde la alcaldesa se mostró favorable a cerrar de forma definitiva al tráfico la vía siempre y cuando, precisó, existiera consenso entre todos los sectores afectados.

La última vez que Nevado se refirió a este proyecto fue el pasado mes de enero. Dijo que Gómez Becerra sería peatonal esta legislatura si «el presupuesto participativo y el presupuesto que tiene que entrar en vigor nos lo va permitiendo». Y apeló, una vez más, al consenso.

«No sabemos qué va a pasar con la calle. No nos han informado ni como comerciantes, ni como vecinos», detalla Isabel Lázaro tras el mostrador de la ferretería 'La Luna'.

Este diario se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento para saber los planes más inmediatos que tiene para Gómez Becerra, sin obtener respuesta.

Mientras tanto, los viandantes de la vía recorren a diario aceras estrechas e irregulares que no invitan, precisamente, a pararse delante de los escaparates. Además de tiendas y bares, Gómez Becerra alberga la sede de la Escuela Oficial de Idiomas, el Centro de Educación de Adultos y la Escuela Municipal de Música. La semana pasada se quedó sin uno de sus establecimientos más veteranos. El Real Musical ha echado el cierre después de cuatro décadas en activo.

Los comerciantes tienen, además, otra reivindicación dirigida al Ayuntamiento. En el caso de descartar la peatonalización de Gómez Becerra, quieren que cambie el sentido de la circulación de la calle Motril y Santa Joaquina de Vedruna. En realidad, solicitan que estas dos vías recuperen el sentido que tenían hasta el mes de octubre de 2014, justo cuando empezó la obra de peatonalización de la cercana San Pedro de Alcántara.

Cambio de sentido en Motril

Hasta entonces, los conductores tenían la posibilidad de subir por Gómez Becerra y bajar por la calle Hermandad para regresar a través de Santa Joaquina de Vedruna y llegar de nuevo al punto de origen en apenas unos minutos. La conexión de Gómez Becerra y Santa Joaquina de Vedruna se hacía a través de la calle Motril. Antes era de subida y ahora es de bajada. En la actualidad hay que ir hasta la Fuente Luminosa para cambiar de sentido.

«Yo la peatonalización no sé si la veo muy bien. Lo que sí veo muy bien es que arreglen estos 'acerados', que parecen tercermundistas, y que quiten una línea de aparcamientos. Una calle como esta, que es de las que más tiendas tiene, da pena. Está totalmente olvidada», describe José María Retortillo, propietario del establecimiento 'Bache'.

«Más que la peatonalización, para nosotros sería mejor que agrandaran las aceras. Cada vez que llueve, la gente se choca con los paraguas y, si se juntan dos carricoches, no pueden pasar porque no caben. También queremos que quiten una línea de aparcamientos y que dejen otra para que los vecinos puedan estacionar», reclama Chema Ruiz desde la tienda infantil 'Personajes'. «Hay gente que nos dice que la peatonalización es buena, pero en esta calle los edificios no tienen cochera y hay mucho tránsito de coches», apostilla.

Sheila Cabezas precedió en el cargo a Isabel Lázaro. Ella lo tiene claro. No quiere que Gómez Becerra sea peatonal. «Particularmente creo que sería un error. Lo más conveniente sería agrandar las aceras y dar más espacio al peatón. Se podría dejar una fila de vehículos para estacionar o ninguna. Ahora no se puede pasear a gusto», resume desde la zapatería que regenta.

La mejora de la iluminación también esté entre las prioridades del colectivo de comerciantes. El pasado mes de diciembre, a modo de protesta, los empresarios apagaron las luces de sus escaparates para poner de manifiesto la escasa iluminación que hay en esta céntrica vía. «Nos han hecho el cambio de luces, pero la iluminación que nos han puesto sigue siendo deficiente», concluye la presidenta.