Hoy

El Ayuntamiento asesorará sobre la cláusula suelo en hipotecas de pisos sociales

  • Calcula que hasta 119 familias se ven afectadas en viviendas municipales

Tanto los propietarios de viviendas sociales como aquellas familias que no tengan recursos para costear un abogado se podrán beneficiar del servicio de asistencia jurídica del Ayuntamiento. Se prestará a través del Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS) y está dirigido a asesorar a quienes firmaron sus préstamos bancarios con la llamada cláusula suelo. La misma fija un pago mínimo con independencia de que el tipo de interés, y su referente, normalmente el Euríbor, haya bajado.

Lo que va a hacer el Ayuntamiento es poner ese servicio jurídico a disposición de los cacereños para asesorarles y enfocar la reclamación correspondiente.

El portavoz municipal, Rafael Mateos, adelantó ayer que está previsto elaborar un escrito tipo de reclamación ante la entidad bancaria. Si el asunto no se resuelve por la vía amistosa, no terminará ahí, ya que el Ayuntamiento acudirá a los tribunales en virtud del convenio que tiene con el Colegio Oficial de Abogados sobre justicia gratuita para quienes carecen de medios.

En el IMAS

Mateos pone el ejemplo de familias cacereñas que han adquirido viviendas de propiedad municipal. Se adjudicaron en el año 1988, pero a partir de 2001, las compraron y formalizaron la hipoteca. En este caso estarían afectadas unas 119 familias. Las hipotecas se firmaron con Liberbank y oscilan entre los 14.600 y 25.500 euros. La cuota mensual no llega a 100 euros, entre 55 y 95 euros.

«Es de justicia que cada cual recupere lo que le corresponde y más cuando hay tanta jurisprudencia al respecto», incide el portavoz del equipo de Gobierno sobre las posibles reclamaciones que se pondrán en marcha con el nuevo servicio de asesoramiento.

Los interesados solo tienen que dirigirse a alguna de las sede del Instituto Municipal de Asuntos Sociales y rellenar el formulario, que se remitirá posteriormente a la entidad financiera con la que suscribieron su hipoteca.