Hoy

La Junta estudia si los restos del canal de agua romano deben ser conservados

El canal atraviesa de lado a lado la parcela. :: lordenzo cordero
El canal atraviesa de lado a lado la parcela. :: lordenzo cordero
  • Técnicos de Patrimonio analizan los posibles daños que hayan podido sufrir por las obras de preparación del solar para hacer el residencial

Los expertos de la Junta de Extremadura en materia de patrimonio histórico estudian los restos arqueológicos encontrados en un solar de la Ronda de San Francisco, junto a la Ribera del Marco, para certificar si merecen ser conservados, inventariados e integrados dentro de la futura urbanización que una empresa constructora tiene previsto edificar. Así lo aseguró ayer a este periódico la Dirección General de Patrimonio Cultural, mientras que organizaciones conservacionistas exigen al Gobierno regional una investigación exhaustiva de los restos, pertenecientes a una conducción de agua construida en la época romana, por la importancia que pueden tener sobre el origen de Cáceres como ciudad romana denominada Norba Caesarina.

La Junta indicó ayer a este periódico que la Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural está realizando un estudio de la canalización aparecida en el solar de la Ronda San Francisco para contrastar los resultados del informe de la excavación del solar y valorar su posible inclusión en el Inventario del Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura». Así, los expertos de la Junta deben determinar con este estudio si realmente esta conducción es un 'specus' o canal de agua romano y tiene interés histórico, como establece el informe arqueológico de excavación del solar, encargado por la propia empresa, Progemisa, que tiene previsto construir el residencial 'San Francisco'.

Al mismo tiempo, la Dirección General de Patrimonio está analizando el proyecto técnico del residencial que ha diseñado la empresa con el fin de ver si es viable integrar dentro del mismo los restos arqueológicos en caso de que merezca pena su conservación y puesta en valor.

Asimismo, la Junta afirma que ha solicitado al Ayuntamiento de Cáceres toda la información sobre el expediente de las licencias de obras concedidas a la empresa para despejar dudas sobre la posibilidad de que los restos arqueológicos hayan sido dañados por las obras de preparación del terreno sin haber hecho antes los debidos sondeos del subsuelo. Ene este sentido cabe señalar que Adenex y la Asociación de Amigos de la Ribera del Marco exigen que se depuren posibles responsabilidades. La Junta asegura que esos «posibles daños» podrá concretarse cuando se acabe el estudio de la canalización que realizan sus técnicos y recuerda que investiga todos los trámites desde que tuvo conocimiento del hallazgo de los restos.