Hoy

El tramo más utilizado de la Ronda Sureste absorberá 13.500 vehículos

El tramo más utilizado de la Ronda Sureste absorberá 13.500 vehículos
  • La nueva vía reduce el ancho de la mediana, limita la velocidad a 50 kilómetros por hora y saldrá a concurso en abril

Seis glorietas de acceso a lo largo de 3,8 kilómetros que conectarán la salida urbana de la Ex-206 (carretera de Miajadas) con la N-521, en la Avenida de la Universidad. Es el tramo I de la Ronda Sureste, cuyo proyecto de trazado incluye algunas modificaciones sobre el estudio informativo inicial. La Dirección General de Infraestructuras de la Junta de Extremadura lo tendrá en exposición pública los próximos 30 días, durante los cuales se podrán presentar alegaciones.

La nueva vía rebaja los arcenes exteriores de 2,5 metros a uno. El carril bici se situará al lado interior y la acera peatonal al exterior. También se atiende una petición que hizo en su día el Ayuntamiento. Reduce el ancho de la mediana de 4 metros a dos y limita la velocidad a 50 kilómetros por hora. En la conexión entre el acceso al santuario de la Montaña y la entrada a Residencial Universidad absorberá más de 13.5000 vehículos diarios en su primer año de servicio. El presupuesto total supera los 29 millones y en abril, si no surgen problemas, la Consejería de Economía e Infraestructuras sacará a concurso la licitación de las obras.

Es una de las infraestructuras más esperadas, una 'deuda histórica' de la que se han escrito miles de líneas y sobre la que se suceden debates. Forma parte de la queja habitual de los cacereños por una espera que se viene alargando y también ha servido como objeto de discusión política. El Gobierno local entiende que ha sido mínimo el compromiso con la ciudad desde Mérida. No obstante, con el proyecto técnico sobre la mesa, solo queda esperar a que se resuelvan posibles reclamaciones finales antes de que la Junta contrate las obras. «Si no surgen contratiempos puede licitarse a final de abril o mitad de mayo», corrobora la Consejería de Infraestructuras. «Cuando se cumpla el período de un mes de información pública, se incorporarán las alegaciones si las hubiera, tras lo cual se licitaría la obra», confirma. Admite que «se han producido pequeños cambios del estudio informativo inicial». El documento final alude al «cumplimiento de la normativa vigente para vías de velocidad de proyecto a 50 kilómetros por hora». Esa será la velocidad tope «para todo el tramo».

El Consistorio cacereño ha tenido su propio papel en este apartado. El jefe del Servicio municipal de Infraestructuras pidió una disminución del ancho de vía que «haría que se circulara a velocidades más reducidas». De hecho, revela que en la Ronda Norte se producen algunos excesos: «La velocidad de circulación de los vehículos es superior para la cual se proyectó. Esto causa frecuentes accidentes», avisó. La Junta de Extremadura sostiene que con la limitación de velocidad «es posible» que baje la cifra de percances, pero «es seguro que se reduzca la gravedad de los mismos».

También se toma en cuenta otra propuesta del Ayuntamiento. Se trata de la ampliación del viaducto sobre una vaguada entre la carretera del santuario de la Montaña y Residencial Universidad. De esa forma se da continuidad al recorrido peatonal y al carril-bici previsto. La acera dispuesta en la carretera del santuario tendrá una anchura de dos metros. A la altura del punto kilométrico 5,6 se ha diseñado una pasarela que cruza la ronda. Ahí se establecerá un mirador con vistas a la ciudad y se colocarán paneles informativos. El tramo entre la conexión de la Montaña y Residencial Universidad figura en el documento como el de mayor intensidad de tráfico diaria. La IMD llega a cifrarla en 13.578 vehículos en el primer año de puesta en servicio de la vía. Rondaría los 15.500 en una década.

Jabalíes

El enlace entre Residencial Universidad y la carretera de la Montaña se aproxima a los 13.000. Su IMD es de 12.847. Entre la Hispanidad y el acceso al santuario serían 6.249 coches. Apenas, 3.091 desde la Avenida de Dulcinea y 2.011 en la salida desde la Ex-206. Hasta el año 2046 no se superarían los 20.000 vehículos. El tramo I cuenta con proyección plurianual en los presupuestos (32,1 millones) hasta 2020. Son dos millones para el inicio de la obra este año. La primera fase contempla semáforos de dos focos en los 19 pasos de peatones de las seis rotondas. Establece medidas de protección ambiental, incluso con un cerramiento cinegético para jabalíes y rampas de escape para los animales. También tendrá pantallas acústicas (5) y siete estructuras: dos viaductos, cuatro pasos inferiores de camino y una pasarela peatonal.