Hoy

Nuevo Cáceres busca a su vecino millonario

Un jugador utiliza un dispositivo de Lotería en el estanco que dio el premio el sábado pasado.
Un jugador utiliza un dispositivo de Lotería en el estanco que dio el premio el sábado pasado. / Jorge Rey
  • Los 790.000 euros del pasado sábado son el segundo premio más grande repartido por la Primitiva en la ciudad

«¿No serás tú, Emilia, y estás ahí tan tranquila?, si me hubiera tocado a mí, yo te compraba el chalé», se dirige con guasa un parroquiano a una señora mayor en el estanco de Antonio Sánchez Pulido, en el Nuevo Cáceres. «Los lunes hay jaleo, pero éste es especial», explica el dueño de este estanco de la calle San Petesburgo durante el breve espacio que le dejan los muchos clientes que hacen fila.

Tabaco, fotocopias y, sobre todo, mucha lotería, es lo que le toca despachar con urgencia a Antonio, al que le delata una sonrisa de satisfacción que confirman los «enhorabuena» repetidos de sus clientes, que intentan recabar más detalles sobre lo que pasó el pasado sábado, cuando un boleto de Lotería Primitiva sellado en esta administración logró uno de los mayores premios que han recaído en Cáceres: en concreto 790.936 euros correspondientes a seis números acertados. «Eso es más que calderilla», bromea otra cliente. Es la comidilla.

Los números 12, 28, 32, 33, 36 y 49 le concedieron a alguien el título de millonario o millonaria. En pesetas la cifra ascendería a unos 133 millones. Por ahora, tal y como precisa Antonio Sánchez Pulido, él no conoce la identidad de la persona que hará que sus cifras bancarias sean mucho más rumbosas. «Si es alguien de confianza puede ser que me lo dijera, y yo guardaría el secreto profesional», explica Antonio, que no es nuevo en esto de repartir premios. Ya ha dado un jocker de la Primitiva de 100.000 euros y otros de la Lotería Nacional, «de 60.000, de 30.000». Son cifras interesantes pero que desde luego quedan muy lejos de la cantidad del pasado sábado, a la que este estanquero califica de «mayúscula». En realidad, es casi el doble de lo que se consigue con un décimo premiado de El Gordo de Navidad (400.000 euros), aunque el sorteo del 22 de diciembre es mediático y entrañable, por aquello de estar tan repartido.

En la Primitiva o la Bono Loto es todo a una combinación ganadora, pero suele ser mucho más. «Al que le toca le soluciona». Si la persona que selló este boleto hubiera acertado además el reintegro, podía haberse hecho con más de 15 millones de euros.

Desde la delegación cacereña de la Selae (Sociedad Española de Loterías y Apuestas del Estado), se precisa que puede ser el segundo premio más importante desde los repartidos por la Primitiva en la capital cacereña. Juan Pedro Sánchez, empleado de esta entidad, recuerda una Primitiva de ocho millones de euros en el verano de 2009.

Antonio Sánchez Pulido, estanquero.

Antonio Sánchez Pulido, estanquero.

¿Quién puede ser la persona ganadora? Se da la circunstancia de que no tiene por qué pasar por este establecimiento, ya que puede ingresarlo directamente en su entidad bancaria. El jugador agraciado eligió él mismo los números, no fue a través de la máquina. Ése parece ser el único dato que ha trascendido sobre el ganador. Lo demás, es pura especulación. «Tengo muchísima clientela fija, cribar quién ha sido de ese grupo costaría muchísimo, pero es que la semana pasada fue especial, porque vino mucha gente de paso por la Navidad, puede ser cualquiera».

Perseguir la suerte

Antonio está convencido de que dar premios influye para bien. «Suenas mucho más, hay gente que no sabe que estás aquí, y gente que creen que la suerte puede volver y prueban, yo no voy a parar de dar premios», promete.

La mayor parte de los vecinos y dueños de comercios de la zona estaba al tanto de este guiño que la fortuna ha hecho al estanco de Antonio. Es un lunes corriente, ya con todos los días de fiesta dilapidados y la Navidad olvidada. En el café bar Emi, en la calle San Petesburgo, dicen que no han logrado enterarse si ha sido algún cliente habitual el agraciado. En el taller mecánico de esta misma calle no estaban al tanto de este premio. Tampoco en la peluquería Stylo.

En la zona, el charcutero de la jamonería de la calle Ávila, dice que ya le gustaría a él, igual que los dueños de la multitienda ‘La Baguettina’. Se forma un corrillo de jubilados en la cafetería Nuevo Cáceres, en la calle Jerusalén. No se habían enterado, pero estarán alerta de si aparece algún vecino con cochazo nuevo.