Hoy

El Ayuntamiento de Cáceres quiere escuchar al exsecretario por las expropiaciones

Entre la arboleda, una de las propiedades expropiadas en el Parque del Príncipe, casa con parcela.
Entre la arboleda, una de las propiedades expropiadas en el Parque del Príncipe, casa con parcela. / HOY
  • La declaración de Manuel Anunión se acelerará al haber manifiestado él mismo que está dispuesto a comparecer en la comisión especial

Si el propio exsecretario ha manifiestado, a través de unas declaraciones a HOY, su disposición a explicar todo cuanto sea necesario en la comisión, no será necesario esperar a elaborar un informe jurídico para determinar si el Ayuntamiento tiene o no potestad para llamar a declarar a personas que hayan podido intervenir en decisiones o guardar alguna relación con expedientes que son objeto de investigación por parte de una comisión especial sobre expropiaciones de terrenos. Así, el Ayuntamiento espera escuchar cuanto antes las explicaciones de su exsecretario, Manuel Aunión, sobre la permuta de terrenos del Parque del Príncipe, un expediente aprobado en 2001 sobre el que pesan dudas de legalidad por haber comprobado que faltaban los infomres de Intervención y del secretario general. Así, se considera que puede ser nulo de pleno de derecho, según un informe emitido por el secretario actual, a petición de la comisión especial.

El concejal de Urbanismo y presidente de la comisión especial de expropiaciones, Valentín Pacheco, afirmó ayer a este periódico que a la vista de que el propio Manuel Aunión ha manifiestado estar dispuesto a declarar, no hará falta esperar un informe sobre si el Ayuntamiento tiene potestad para citar a personas a comparecer en la comisión. Así, el concejal anunció que consultará a los representantes del resto de los grupos políticos como paso a citar al exsecretario: «en la comisión se habló de la posibilidad de llamarle pero a la vista de que él mismo se ha propuesto con sus declaraciones, pues le llamaremos», indicó Pacheco, quien cree que la comparecencia se podría producir cuanto antes, incluso sin necesidad de esperar a complir el calendario fijado para las reuniones de esta comisión especial de expropiaciones, que se puso en macha el pasado mesde julio. Se estableció una periodicidada mensual para sus reuniones.

Como publicó HOY el pasado día 3 de enero, el secretario general del Ayuntamiento, manifestó su disposición a comparecer en la comisión especial de expropiaciones, si le llaman para ello, con el fin de dar todas las explicaciones que le requieren. Lo que está en entredicho es la propia legalidad de la operación de permuta de unos terrenos del Parque del Príncipe, de 44.000 metros cuadrados, aprobada por el pleno municipal en julio de 2001. El Ayuntamientlo recibió esos terrenos y entregó a la empresa propietaria de los mismo, Promeimsa, suelo municpal con una edificabilidad de 50.700 metros cuadrados repartidos entre el Rodeo, el Perú y junto a la estación de autobuses. Para fijar el intercambio de bienes, el Ayuntamiento solicitó el arbitraje de la Gerencia de Urbanismo de Madrid, tras el desacuerdo inicial entre ambas partes, el Consistorio y Promeinsa, sobre la edificabilidad de los terrenos del Parque del Príncipe.

Arbitraje

Sobre el arbitraje de la Gerencia de Urbanismo de Madrid, Manuel Aunión explicó a este periódico que él aconsejó al alcalde, entonces José María Saponi, pedirla como alternativa ante la falta de acuerdo entre las partes. Sin embargo, lo que se cuestiona ahora, 16 años después de aprobarse la permuta, es que el expediente no contara con los informes del interventor y del secretario general cuando, según un informe jurídico actual, eran preceptivo por superar la operación de permuta el 20 por ciento de los recursos económicos ordinarios del Ayuntamiento.

En este sentido, Valentín Pacheco explica que habrá que escuchar los argumentos de Aunión, que ha apuntado que si no había informe de Intervención no se puede decir ahora que la operación excedía el 20 por ciento de los recursos.

En todo caso, preguntado por las consecuencias que podría tener declarar nula la permuta de 2001, Pacheco afirma, al igual que el propio informe del secretario actual, que el expediente no es revisable de oficio por el tiempo transcurrido y porque no se puede causar daños a terceros, es decir las personas que en su día compraron las viviendas que se construyeron en los terrenos que entregó el Ayuntamiento a Promeimsa, en torno a 350. «Una eventual nulidad de pleno de derecho del expediente no significa que proceda la declaración de lesividad porque hay que proteger los derechos de terceros que adquirieron derechos de buena fe, es decir las personas que compraron pisos», afirma Pacheco.

Preguntado por el alcance de las posibles irregularidades y las responsabilidades que habría que exigir, incluso en vía judicial, Pacheco no entra en valoraciones más allá de lo que dice el informe del secretario actual. «Será la comisión la que saque sus conclusiones», dice y señala que falta escuchar las explicaciones del exsecretario. También se remite a las conclusiones que emita la comisión cuando se le pregunta si cree que fue ilegal o irregular y hasta perjudicial para los intereses municipales recurrir al laudo arbitral sobre los terrenos del Parque del Príncipe.

Temas