Hoy

Liberbank vacía de trabajadores el edificio de la calle San Pedro

Edificio de la calle San Pedro, donde seguirá abierta la oficina principal. :: JORGE REY
Edificio de la calle San Pedro, donde seguirá abierta la oficina principal. :: JORGE REY
  • El banco de Caja Extremadura traslada al Palacio de Mayoralgo a los profesionales y admite que escucha ofertas por el inmueble

Manda la eficiencia y se impone la rentabilidad. «Es cierto, ahora andamos un poco más apretados, pero las condiciones de trabajo y el lugar son buenas», apuntan profesionales de Liberbank que desarrollan su labor en el Palacio de Mayoralgo. El banco de Caja Extremadura ha culminado una operación de la que se tuvieron las primeras noticias en 2012. Entonces contaba con unos 70 empleados en el edificio en el que se ubica su oficina principal, en el número 15 de la calle San Pedro. Ahora todos los adscritos a servicios centrales han sido ubicados en Mayoralgo, en el corazón del casco histórico. Desde la entidad no dan detalles, pero sí se confirma a este diario que escucha ofertas por el inmueble. En realidad lo lleva haciendo desde hace cuatro años, pero ahora con las instalaciones despejadas, el camino se despejaría para una posible venta.

«Esto sigue vigente», corroboran en Liberbank sobre una posible enajenación. El edificio fue construido en 1968 y cuenta con una superficie de 4.032 metros cuadrados. Tiene como uso principal el de oficinas y una de las ventajas que ofrece es que dispone de una doble salida. La oficina acaba de ser remodelada y permanecerá plenamente operativa tras una inversión que ha permitido modernizarla y que forma parte del último plan de actuación del banco. Es independiente del resto de estancias del bloque.

En San Pedro estuvo la sede central de la antigua Caja de Ahorros de Cáceres desde octubre de 1968. Tras la fusión con Caja Plasencia fue sede institucional de Caja Extremadura. La oficina principal se inauguró en 1995 en un acto social de alcance. A partir de 2004, la sede institucional pasó a ser el Palacio de Mayoralgo. Allí se han trasladado los trabajadores ahora. El inmueble de San Pedro tiene cinco plantas y una baja de uso comercial. Dispone de almacén. Se encuentra en un lugar estratégico, de ahí la intención de Liberbank de rentabilizarlo. HOY ya publicó en 2012 que, sin colocar el cartel de 'se vende', el banco estudiaría ofertas si merecían la pena. «Esto sigue vigente», se limita a reseñar Liberbank, que ha acomodado y adaptado a sus necesidades las dependencias de Mayoralgo. En el antiguo salón de actos hay alrededor de una veintena de trabajadores de servicios centrales.

Liberbank ya sacó a la venta su joya inmobiliaria, la sede en la carrera de San Jerónimo de Madrid. Una de sus prioridades es vender los activos improductivos. Con el traslado ahorrará en mantenimiento y cuestiones básicas como agua, luz, calefacción... De hecho, cuando se planteó ese movimiento se habló de «una cuestión de eficiencia». No tenía sentido que personal de un mismo departamento estuviese en espacios distintos. «Han vaciado el edificio hace unos días. La venta o incluso el alquiler es lo más razonable dentro de la lógica que sigue Liberbank en otras zonas», señala José María Solano, delegado de Sibank. «Lo vacían de personal para venderlo, si pueden, y quedará la oficina. Eso es también lo que nos llega a nosotros», asume.