Hoy

El protocolo del frío amplía su cobertura los fines de semana

Presentación del protocolo contra el frío en Cáceres
Presentación del protocolo contra el frío en Cáceres
  • Los voluntarios de Cruz Roja también visitarán a las personas que duermen en la calle los sábados y domingos para darles caldo caliente y compañía

La llegada del mes de diciembre trae aparejada la activación del protocolo 'Ola de frío', que pone en marcha el Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS) para procurar que ninguna persona sin hogar pase la noche al raso durante los meses más gélidos del año o que, al menos, la estancia en la calle sea lo más llevadera posible. Este protocolo permanecerá operativo hasta el 31 de marzo. Seis entidades de la ciudad colaboran con el IMAS para que el mecanismo no falle. Este año el dispositivo refuerza su cobertura durante los fines de semana. Los voluntarios de Cruz Roja, una de las entidades involucradas en el protocolo, también saldrán a la calle durante los sábados y los domingos para realizar sus habituales visitas a los ciudadanos que duermen a la intemperie y ofrecerles caldo caliente, galletas y un rato de conversación.

Es una de las dos grandes novedades de esta edición. La segunda es que las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, que atienden el comedor social de la calle Obras Pías de Roco, ampliarán su horario de atención al público para la recogida de mantas y bocadillos. El horario de mañana se mantiene (de 11.45 a 13.00 horas) y, además, también proporcionarán prendas de abrigo en horario de tarde, desde las 17.00 a las 20.00 horas.

En el ropero que hay situado en el interior del edificio del comedor social ya está todo ultimado. Todos los edredones y nórdicos que llegan hasta aquí pasan por la lavandería y, después, se guardan en una funda de plástico. «A los pobres hay que darles las cosas en un estado digno», apunta Sor Luz, la directora de la obra en Cáceres. Tras permanecer durante 45 años en Canarias, recaló en la ciudad hace un año. Su llegada coincidió con la adhesión de las religiosas al protocolo del frío. Las puertas del centro, comenta, están abiertas para todos aquellos que quieran darse una ducha con agua caliente, comer a mediodía o llevarse prendas de abrigo. Por el comedor pasan a diario 50 usuarios.

Además de Cruz Roja y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, el dispositivo activado por el IMAS se sustenta en otras cuatro entidades: Cáritas Diocesana, Acisjf, Policía Local y Policía Nacional.

El protocolo del frío se presentó ayer en el Ayuntamiento. «El objetivo es establecer vías de coordinación entre instituciones, servicios especiales y flexibilidad de horarios y de normas de acogida para dar mayor y mejor cobertura a las personas que por diversas circunstancias se encuentran pernoctando en la calle durante este periodo, evitando situaciones de emergencia socio-sanitaria», explicó Marisa Caldera, la concejala de Asuntos Sociales.

Las fases del dispositivo

El protocolo 'Ola de frío' tiene dos fases muy definidas. La primera contempla la flexibilización de horarios del centro de acogida, 'Vida', que Cáritas tiene junto a la estación de Renfe. Aunque la puerta de estas instalaciones suele cerrarse a las nueve de la noche, durante los próximos cuatro meses no habrá horarios para la admisión de usuarios. Podrán entrar incluso de madrugada, siempre y cuando vayan acompañados por agentes de la Policía Nacional, de la Policía Local y de la Guardia Civil.

En el caso de que el centro esté completo o de que la persona se encuentre en circunstancias que impidan una convivencia normal en la instalaciones, se activará la segunda fase del protocolo. Si es en horario laboral, el interesado debe acudir a la sede del IMAS, donde será atendido por un trabajador social. Este profesional será el encargado de tramitar su ingreso en el albergue municipal. Si en esta dotación no hubiera plazas libres, se le buscará habitación en un pensión. Además, si fuera necesario, será derivado a un centro de salud, a un centro de atención para personas con discapacidad o a un centro de ayuda a drogodependientes.

Si la Policía Local o la Nacional se encuentran con personas durmiendo en la calle fuera del horario laboral, debe acompañarlas hasta la sede de Acijf, en la Plaza de San Juan. Esta asociación será entonces la encargada de buscar los recursos necesarios, desde el alojamiento hasta la comida o la ropa.

A esta labor se une la de los voluntarios de Cruz Roja, que desde esta noche patrullarán con su unidad móvil las calles de la ciudad para buscar a las personas que duermen junto a los cajeros de entidades bancarias y a las que se cobijan en los portales. Primero les informarán sobre los recursos existentes y después les ofrecerán mantas, caldo caliente y un rato de compañía.

Durante las fechas navideñas, tanto Acisjf como las Hijas de la Caridad ofrecerán una cena especial. La de Acisjf será en Nochebuena, el 24 de diciembre, y contará con la colaboración de Cruz Roja. Las Hijas de la Caridad todavía no han decidido el día. En este caso, la empresa encargada de correr con todos los gastos es la propietaria de la cadena de bares 'El Montaíto'.

Durante la anterior edición del protocolo del frío, por el Centro de Cáritas pasaron 40 personas (la mayoría hombres, de nacionalidad española, con una edad media de 47 años, desempleados y con múltiples adicciones). Mientras tanto, Cruz Roja realizó 104 salidas con su unidad móvil y atendió a 25 personas, a las que visitó en varias ocasiones. Un total de 40 voluntarios repartieron 85 mantas y 285 vasos con café o caldo. Por último, Acisjf se encargó de tramitar once pernoctaciones en el albergue municipal y dos noches en un hostal.