Hoy

Imagen de archivo de una actividad formativa en la provincia. :: hoy
Imagen de archivo de una actividad formativa en la provincia. :: hoy

Súper Bolsa llega al cole

  • Una iniciativa fomenta el comercio local entre escolares de ocho a doce años a través de actividades lúdicas

Entre los ocho y los 12 años pocos son los niños que pueden decidir sobre qué o donde comprar productos básicos, pero a esa edad sí pueden ponerse las bases para estimular un consumo responsable. La Asociación de Empresarios del Comercio de Cáceres (Aeca), que forma parte de Fedacoex (la Federación Extremeña del Comercio) pretende que el consumo sea también una materia sobre la que los escolares se formen y reflexionen, tal y como explica Mari Ángeles Costa, gerente de Aeca. Son tiempos en los que el comercio local y familiar se ve amenazado por el bombardeo de grandes superficies y franquicias. Todos, los grandes y los pequeños, sufren el impacto del comercio electrónico, que aumenta exponencialmente año a año.

La campaña, que arrancó el pasado curso y que ha llegado a distintas localidades de toda la región, se acerca hoy al colegio público Prácticas. Según Costa, en cada colegio se aborda un tema específico. En esta ocasión se pretende concienciar contra la competencia desleal que supone la venta callejera de fruta y verdura. Cuando llega el verano es habitual ver a los vendedores de cerezas por todas las esquinas y, en otros momentos del año, pueden adquirirse «espárragos o fresas». Alumnos desde 3º hasta 6º de Primaria escucharán la charla de Mario Romero, de la frutería La Huerta de Carolina, que les explicará cómo es la cadena de producción y venta de las frutas y verduras.

Negocios veteranos

El curso pasado alumnos de los colegios públicos Castra Caecilia y de la Montaña recibieron a responsables de la joyería Caymo y de la Ferretería Cancho, negocios tradicionales de la ciudad. 'Educación para el consumo' es un proyecto que promueve la importancia de comprar en el pequeño comercio local como medida de reactivación de la economía y creación de empleo, apunta Aeca, que quiere incidir en la lucha contra la economía sumergida que supone la venta irregular.

La actividad que se celebra hoy tiene un carácter lúdico y cuenta con la proyección de vídeos. A través de «Súper Bolsa», mascota creada para la ocasión se realizan con los alumnos, «acciones divertidas, ilustradas y dinámicas poniendo en valor la importancia del pequeño comercio, motores del dinamismo local». Aproximadamente doscientos niños pasarán por esta experiencia, que se celebra en el Instituto de Lenguas Modernas.