Hoy

La movilización contra la zona azul pierde fuerza pero se mantendrá activa en diciembre

Reunión ayer de la plaforma contraria a la ampliación de la zona azul
Reunión ayer de la plaforma contraria a la ampliación de la zona azul / LORENZO CORDERO
  • Se ampliará la recogida de firmas y se va a elaborar un manifiesto, pero se descarta acudir al contencioso

La plataforma contraria a la ampliación de la zona azul en Cáceres mostró ayer signos de debilidad con la escasa participación de personas en la asamblea convocada en el Instituto de Lenguas Modernas (ILM). Sus miembros lo reconocieron, e incluso debatieron la posibilidad de dejar a un lado las movilizaciones, que sí obtuvieron un buen respaldo ciudadano con la manifestación celebrada a principios de noviembre. Sin embargo, tras cerca de hora y media de intervenciones y propuestas, la plataforma seguirá adelante con sus acciones para intentar frenar la ampliación de los estacionamientos de pago, además de evitar la subida del billete de bus.

De este modo, se ampliará la recogida de firmas (ya van más 3.500) en barrios de la ciudad e incluso se pedirá el apoyo de pueblos cercanos, cuyos vecinos deben venir a Cáceres a realizar gestiones diarias y, por tanto, tienen que aparcar sus vehículos. Ya cuentan con el respaldo de Casar de Cáceres y ayer también se transmitió un mensaje de apoyo de Alcuéscar.

Además, se ha fijado la fecha emblemática del 31 de diciembre, aprovechando la alta congregación de personas en la carrera popular San Silvestre, para hacer visible el rechazo a la zona azul en el centro de la ciudad.

Finalmente, se va a elaborar un manifiesto público para que el se buscará el respaldo de todos los colectivos posibles.

No habrá muchas más acciones de momento, porque además de la decepción experimentada ayer ante la poca afluencia de ciudadanos (y especialmente de representantes vecinales, que habían sido citados de manera expresa a la asamblea), se es consciente de que diciembre es un mal mes para este tipo de acciones. En cualquier caso, consideran que «lo importante es mantener la llama encendida».

Por el contrario, quedaron descartadas otras opciones más contundentes. Por ejemplo, iniciar un contencioso-administrativo «porque es un proceso largo y costoso económicamente». Tampoco prosperó la propuesta de la desobediencia civil de tal forma que los conductores se negaran a pagar la zona azul. La convocatoria de más manifestaciones también quedó frenada.

Igualmente, se considera que la vía de convencer al grupo municipal de Ciudadanos (con su apoyo, y el del PSOE y CáceresTú, que ya se tiene, se pondría anular el concurso público ya convocado) para que retire su respaldo a la ampliación de la zona azul no tiene visos de realidad. «Ahora mismo, van de la mano del PP», aseguró Ildefonso Calvo, único concejal, de CáceresTú, presente ayer en la asamblea. También acudieron las exconcejales Marcelina Elviro, del PSOE, y Margarita González Jubete, de IU.

Los miembros de la plataforma (derivación de la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos) también rechazan el aumento del billete de bus pero, tal y como aseguró Calvo, este asunto «no corre tanta prisa porque no entraría en vigor hasta el segundo semestre de 2017».

En cambio, el aumento de aparcamientos por el que hay que pagar ya está en marcha con la convocatoria del concurso. Hay que recordar que la zona azul pasará de tener en Cáceres 16 calles y 838 plazas, según la documentación municipal, a 2.139 plazas en 59 vías públicas.

La próxima asamblea de la plataforma se ha previsto para el 12 de diciembre.