Hoy

El Banco de Alimentos recoge menos productos, pero de más calidad

  • «Se han conseguido unos 150.000 kilos, aunque más pañales, que son caros», afirma Juan Carlos Fernández Rincón

El presidente del Banco de Alimentos de Cáceres, Juan Carlos Fernández Rincón, está satisfecho con el resultado de la Gran Recogida de Alimentos que se ha realizado en la provinciadurante fin de semana pasado. «Más o menos habremos obtenido 150.000 kilos, 20.000 menos que el año pasado; pero se ha logrado más calidad, que es lo que se pretendía; hay por ejemplo más pañales, que son caros y pesan poco, y más aceite».

Al presentar esta campaña Fernández Rincón ya destacó que el objetivo no era lograr más kilos que el año pasado, sino más calidad. Por eso se pedía, sobre todo: aceite, leche, conservas de carne y pescado, alimentos infantiles y pañales, además de galletas y legumbres cocinadas y enlatadas.

La del pasado fin de semana era la cuarta Gran Recogida anual en la que participaba el Banco de Alimentos de Cáceres, con la ayuda de 1.200 voluntarios, la mayoría de ellos distribuidos en los supermercados y grandes superficies de la provincia.

Tras la recogida, ahora se está realizando la labor de clasificación en la sede del Banco de Alimentos de Cáceres, en el silo de Aldea Moret, y en la delegación de Plasencia. El objetivo es repartir lo recaudado en las fechas de Navidad. Se entregará a las 115 asociaciones a las que atienden. Se benefician de estos alimentos desde mujeres maltratadas a personas que acuden al comedor social de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul.

Los alimentos recaudados han disminuido, pero también lo ha hecho el número de personas atendidas por estas asociaciones. En la actualidad son unas 9.200 personas, cuando en plena crisis económica, se llegó a 11.500 personas.