Hoy

La Diputación recuerda al Consistorio que aún debe 4,4 millones por el Sepei

Intervención de los bomberos en la explosión del edificio de Virgen de la Montaña 19 . :: l. cordero
Intervención de los bomberos en la explosión del edificio de Virgen de la Montaña 19 . :: l. cordero
  • «Se está cobrando lo que corresponde, ni más ni menos», responde el vicepresidente provincial, Alfonso Beltrán, a las acusaciones de Nevado

Acusaciones recíprocas y enfrentamiento institucional entre el Ayuntamiento de Cáceres y la Diputación a causa de la financiación del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, Sepei. El litigio, que discurre ahora en el ámbito político, podría desembocar en el judicial, según ha advertido la alcaldesa, Elena Nevado. Ayer le respondió el diputado provincial delegado del servicio de bomberos, Alfonso Beltrán, quien le recordó que el Ayuntamiento todavía debe a la Diputación 4,4 millones de euros por deudas atrasadas de las cuotas anuales que le corresponden al Consistorio como colaboración para sufragar el Sepei.

La alcaldesa de Cáceres calificó el martes de «cacicada» el hecho de que la Diputación provincial haya subido en medio millón de euros anuales la aportación municipal para la financiación del Sepei. Ha pasado de 1,4 millones a 1,9 millones. Y además, la Diputación reclama al Consistorio 810.000 euros por cantidades de 2014 y 2015 no computadas debido a errores de cálculo.

Nevado lanzó estas acusaciones en la presentación de los presupuestos municipales de 2017, en los que ha tenido que incrementar significativamente la partida del Sepei hasta un total de 2,5 millones de euros. Además de las críticas, la alcaldesa manifestó como advertencia que está dispuesta a acudir a los tribunales para recurrir la subida de los costes del Sepei que impone la Diputación de manera «unilateral», según sus palabras.

Las críticas y advertencia de Nevado le sonaron a amenazas al equipo de Gobierno de la Diputación provincial, lo que llevó a su vicepresidente segundo y delegado del Sepei, Alfonso Beltrán, a recordarle a la alcaldesa que el Ayuntamiento que preside todavía debe 4,4 millones de euros en concepto de deuda atrasadas de años pasados correspondiente al coste del Sepei, «y todavía se atreve la alcaldesa a amenazar con recurrir a los tribunales», afirma Beltrán , quien lamenta que la Diputación tenga que estar financiando el servicio contra incendios a la ciudad de Cáceres.

En su opinión, «la Diputación está cobrando lo que corresponde, ni más ni menos», asegura el diputado del Sepei, quien recuerda que el Ayuntamiento tiene pendiente de pagar 997.000 euros de lo que le corresponde en la anualidad de 2016 y otros 810.000 euros de las liquidaciones complementarias de los ejercicios de 2014 y 2015.

Beltrán resalta que a la Diputación lo que le preocupa es «dar un servicio de calidad a la ciudadanía y cobrar lo que corresponde para ello».

Respecto de la queja del Ayuntamiento de Cáceres por el incremento de las cuota anual en medio millón de euros, el diputado niega rotundamente que la Diputación haya aplicado ningún incremento del coste del Sepei, sino que considera que parte de lo reclamado «corresponde a lo acordado, algo que no fue cobrado por el anterior Gobierno provincial, presidido por el popular Laureano León». En este sentido añadió: «Esto es algo que no se entiende, no se entiende que durante tres años el equipo de Gobierno del señor Laureano León permitiera al Ayuntamiento de Cáceres no pagar lo que le correspondía».

No obstante, Beltrán dice no querer entrar en polémicas sino «solo dar un servicio que merecen los ciudadanos y las ciudadanas», y reitera la cantidad que adeuda el Consistorio cacereño por el Sepei, 4,4 millones de euros. Respecto de tal deuda acumulada a lo largo de los años cabe señalar que el Consistorio se comprometió a finales de 2015 a liquidarla a plazos, con pagos anuales de 665.000 euros.

Según indicó el diputado a este periódico, la legislación establece que a las ciudades de Cáceres y Plasencia les corresponde contar con sus propios servicios de bomberos, lo que no impide que formen parte del Sepei, con la obligación de aportar la parte proporcional de los costes. «Si el Ayuntamiento está a disgusto, que monte un parque de bomberos y entonces sabrá el coste que tiene», afirma Beltrán para resaltar que la mayor parte de la actividad de los bomberos del Sepei se desarrolla en Cáceres y en Plasencia: «El 60 por ciento de las salidas son para estas dos ciudades».

El Sepei es un servicio de carácter provincial al que se adscriben los municipios para tener cubiertas las necesidades en esta materia y a cambio deben pagar una cuota anual.

Malas formas

En relación con esta controversia política, los grupos de la oposición municipal Ciudadanos y CáceresTú expresaron ayer, en la tertulia de la cadena SER, su desacuerdo «con las formas y los términos» empleados por la alcaldesa Nevado en su disputa económica con la Diputación por el Sepei. «Deben mantenerse unas buenas relaciones institucionales», coincidieron en señalar Ildefonso Calvo, de CáceresTú, y Víctor Peguero, que además es diputado provincial de Ciudadanos.

Ambos recriminaron el uso de términos como «cacicada» para referirse a la gestión de la presidenta de la Diputación, Rosario Cordero.