Hoy

Un plan de seguridad intentará poner freno a los atropellos en las vías urbanas

Reunión con la alcaldesa para prevenir accidentes.
Reunión con la alcaldesa para prevenir accidentes. / Jorge Rey
  • Se instalarán radares fijos y pasos que se iluminan al llegar el peatón, y también se despejarán de arbolado y contenedores los puntos menos visibles

Cinco atropellos en apenas 11 días,uno de ellos mortal, han hecho saltar todas las alarmas en el Ayuntamiento, que ayer anunció la puesta en marcha de un plan integral de seguridad vial con el fin atajar las siniestralidad en las vías urbanas de la ciudad. Se trata de poner freno a los accidentes y especialmente los atropellos, que han aumentado este año con respecto al anterior. Radares fijos en las vías más peligrosas, pasos de cebra inteligentes, que se iluminan al aproximarse el peatón, así como eliminación o poda de arbolado y desplazamiento de contenedores de basura en los puntos con menos visibilidad son algunas de las medidas que se contemplarán en el plan.

La alcaldesa, Elena Nevado, celebró ayer una reunión con su concejal de Seguridad, Rafael Mateos; el jefe de la Policía Local, Ángel Carvajal; el subjefe de la Dirección General de Tráfico en Cáceres, José Grande, y el responsable del servicio municipal de Infraestructuras, Francisco Plaza. Se trataba de buscar soluciones para mejorar la seguridad vial en la ciudad, ante la alarma creada por la proliferación de atropellos en los últimos días en distintas calles, el más grave de ellos el del pasado 11 noviembre, con el fallecimiento de la joven María José Ojeda. Aunque la alcaldesa quiso lanzar un mensaje de tranquilidad, anunció la elaboración de un plan de seguridad vial. Nevado afirmó que Cáceres está por debajo de la media nacional en cuanto a número de accidentes y señaló, por ejemplo, que el informe elaborado por la Policía Local recoge que ha disminuido en más de un 50 por ciento el número de personas heridas de gravedad en el primer semestre del presente año, 24, en comparación con el mismo período de 2015, un total de 55. Los heridos leves aumentaron, de 22 en el primer semestre de 2015 a 31 en el mismo período del presente año. Se trata de heridos en accidentes en general, cuyo número ha disminuido un 25 por ciento, al pasar de 274 en el primer semestre de 2015 a 256 entre enero y junio de este año. Sin embargo, los atropellos han aumentado, también comparando los primeros seis meses: de 19 en 2015 a 21 en 2016, aunque la alarma se ha creado en tan sólo 11 días del presente mes de noviembre, período en el que se han concentrado cinco atropellos y uno de ellos con resultado de muerte, el ocurrido en la avenida de la Hispanidad. Sobre esta última vía, en el informe de la Policía Local indica que ha dejado ser la primera en el ranking de accidentes. De enero a noviembre de 215 ocurrieron allí dos accidentes, los mismos que en la avenida de San Blas, mientras que en este mismo período en 2016 se han registrado cuatro en Virgen de Guadalupe.

Con todo, el Ayuntamiento prepara su plan de seguridad, en el que se contempla instalar radares fijos en las vías más peligrosas, entre ellas la Hispanidad. Además también se habilitarán pasos de cebra inteligentes, que se iluminan cuando se aproxima un peatón para cruzar, en las avenidas de la Hispanidad, de Virgen de la Montaña y de Virgen de Guadalupe. En esta última vía se prevé acometer una reforma más integral, con ensanchamiento de aceras y definición del doble carril en todo su trayecto, según indicó Nevado. Asimismo se despejarán los pasos de peatones menos visibles, con la poda de arbolado y el desplazamiento de contenedores.

Por otra parte, el Ayuntamiento va a destinar 400.000 euros del capítulo de inversiones de 2017 a la mejora y adecuación del cruce de Ronda del Puente Vadillo con Ronda del Matadero, considerado «conflictivo» por ubicarse en curva y en cambio de rasante. El equipo de Gobierno informó ayer de esta inversión en la comisión de Fomento, tras las dudas creadas por el hecho que el Ayuntamiento había descartado hacer una rotonda en esta vía por no ser viable técnicamente.

Ahora se trata de mantener esta inversión, pero no para hacer una rotonda sino una mejora en el cruce.