Hoy

El Ayuntamiento no descarta acudir a los tribunales si no hay acuerdo sobre el Sepei

  • El consistorio afirma que se ha producido un incremento de 500.000 euros por parte de la diputación cacereña sin consultarlo

El Ayuntamiento de Cáceres no descarta acudir a los tribunales si no se llega a un acuerdo con la Diputación Provincial en relación a la cantidad que la institución le reclama al Consistorio por el coste del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios (Sepei), que asciende a 1,9 millones de euros para el ejercicio 2016 cuando la cantidad estipulada en un principio era de 1,4 millones.

Se trata de un incremento de 500.000 euros que se ha producido de forma unilateral por parte de la diputación cacereña sin haber consultado al ayuntamiento, lo que provocó hace un año que se pidiera un informe jurídico sobre esa resolución por entender que se toman acuerdos que afectan a las dos partes sin contar con una de ellas ha dicho este martes la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado.

Nevado ha arremetido contra la actitud del equipo de Gobierno de la Diputación de Cáceres y, concretamente, contra la presidenta Rosario Cordero por haber tomado esta decisión que ha calificado de cacicada.

"Cacicadas como ésta no las vamos a permitir", subrayó la regidora, quien acusó a los gobierno del PSOE de querer atracar las cuentas de los demás, ha dicho.

Tanto la alcaldesa como la concejala de Economía, María Guardiola, que la ha acompañado en la comparecencia, han reprochado que esta subida se realice sin convocar la comisión paritaria, en la que están representadas ambas instituciones, y en la que se abordan todos los asuntos que tienen que ver con el Sepei, un servicio que presta la diputación cacereña a los municipios de la provincia a cambio de un coste anual.

Desde el ayuntamiento cacereño se defiende que con este aumento se repercuten servicios a las arcas municipales que no le corresponde pagar y por eso se está dispuesto a acudir a la vía judicial para que dirima el asunto. "Se ha acabado el diálogo", sentenció la alcaldesa que añade que Cáceres "pagará lo que le corresponde pero ni un euro más".

Además, Nevado ha acusado al gobierno provincial de "poner en peligro" el servicio en todos las localidades cacereñas ya que la prevención y extinción de incendios es un servicio básico que se da en toda la provincia y uno de los grandes financiadores es el Ayuntamiento de Cáceres, al ser la que más aporta.

En total, la diputación le reclama los 1,9 millones de euros del ejercicio actual de 2016, más algunas deudas pendientes de otros años, lo que es una "parte importante" del presupuesto municipal cacereño, ha incidido Nevado, que amenaza con adoptar "otras fórmulas" para prestar el servicio de bomberos en la ciudad.

"Estamos dispuestos a explorar otras fórmulas porque existen otros tipos de consorcio", ha manifestado al tiempo que añade que, incluso, se ha barajado la posibilidad de crear un servicio de bomberos municipal con gestión propia, como tienen otras capitales de provincia.