Hoy

La Policía Local advierte de que crecen los atropellados distraídos con el móvil

Una peatona es atropellada por un coche en El Vivero.
Una peatona es atropellada por un coche en El Vivero. / HOY
  • El Ayuntamiento convoca una reunión para el jueves con mandos policiales y de Tráfico

En Cáceres se han producido cinco atropellos en 11 días,uno de ellos mortal, el pasado 10 de noviembre. El día anterior, un vehículo se llevaba por delante a una señora mayor en el paso de cebra que une el Hospital Provincial Nuestra Señora de la Montaña con la acera del paseo de Calvo Sotelo. Al día siguiente fallecía atropellada María José Ojeda. Y a partir de ahí, se ha generado una psicosis ciudadana apoyada en datos. Ayer, la alcaldesa Elena Nevado, tomó la iniciativa y convocó para el jueves un cónclave al que han sido citados el jefe de la Policía Local y responsables de la Jefatura Provincial de Tráfico (la directora está de baja temporal).

«Quizá se tome la decisión de poner algún radar en la avenida de la Hispanidad», lugar donde se produjo el atropello mortal, adelanta Ángel Carvajal, jefe policial. El portavoz municipal, Rafael Mateos, también señalaba ayer que se contemplan «pasos de cebra inteligentes».

Los últimos cinco atropellos, de hecho, tienen dos características comunes: todas las víctimas han sido mujeres, y todos han ocurrido en pasos de peatones.

En la reunión del jueves se analizarán los posibles motivos que han derivado en los atropellos, y a partir de ahí se decidirán las medidas a adoptar. El exceso de velocidad parece ser la causa del más grave de ellos, junto a la estación de autobuses, cuando el vehículo, un Mercedes, rebasaba los 60 kilómetros por hora según el atestado policial. La mediana de esta avenida, además, cuenta con setos que tamibén complican la visibilidad.

De hecho, la casuística de los otros accidentes es muy amplia, de ahí que también se incida en la prevención. En el que tuvo lugar en El Vivero, en la glorieta del centro comercial DIA, según los testigos la conductora que originó el atropello no se dio cuenta de que a su derecha un coche ya estaba parado ante el paso de cebra para dejar pasar a los viandantes. Ella no paró seguramente por un despiste.

El último fue el pasado domingo, día 20. Una mujer de 24 años fue atropellada en el paso de peatones de la calle Gabino Muriel. Ocurrió a las seis y cuarto cuando ya anocheció y estaba lloviendo bastante. El agua pudo influir, pero se trata de un punto conflictivo para los peatones, ya que la calle es muy ancha y los conductores suelen estar más pendientes de las luces semafóricas que se encuentran unos 40 metros más adelante, según han explicado usuarios en las redes sociales.

En el caso de la joven atropellada en San Blas, los testigos han indicado que cruzaba junto al paso de cebra usando su teléfono móvil.

En este sentido, la Policía Local advierte de que en Cáceres están aumentando los atropellos de peatones que van distraídos usando el móvil o bien escuchando música con auriculares. «Es que antes», indica el jefe de la Policía Local, «la prevención en los atropellos se basaba en dos grupos de personas: los niños y los mayores; pero ahora tenemos un tercer grupo, personas de entre 20 y 28 años que van distraídas con las nuevas tecnologías. Pasan por los pasos de cebra pero lo hacen rápido y sin mirar, y hay que mirar antes de cruzar, porque no se puede cruzar si viene un coche a dos metros».

Distancia

Recalca que el artículo 124 del reglamento general de circulación insiste en que en los pasos de cebra, «los peatones sólo deben penetrar en la calzada cuando la distancia y la velocidad de los vehículos que se aproximen permitan hacerlo con seguridad».

Carvajal descarta, sin embargo, que los atropellos se deban a una escasa visibilidad, teniendo en cuenta que la mayoría han tenido lugar al atardecer. El accidente mortal, recuerda, ocurrió cuando había bastante luz natural, y los otros sucedieron «en vías bien iluminadas». Sí reconoce que ha cambiado la banda horaria en donde se producen más atropellos, ya que antes era por las mañanas.

Sobre las medidas a adoptar en la avenida de la Hispanidad, Carvajal indica que es difícil ya que en esta vía, que tiene un kilómetro y medio, no es recomendable poner pasos sobreelevados porque la utilizan las ambulancias en dirección al Hospital San Pedro de Alcántara. Se inclina por la instalación de un radar. «De todas maneras la gente está obsesionada con la avenida de la Hispanidad, cuando es más peligrosa la avenida Virgen de Guadalupe». En el estudio del primer semestre de este año, la vía con más atropellos fue precisamente Virgen de Guadalupe, seguido de la Plaza del Duque.

Las víctimas atropellas en estos primeros seis meses del año fueron 31, por encima de los 22 del mismo periodo en 2015. «Es importante concienciar a las dos partes, a los conductores que tienen que conducir sabiendo que los coches matan; y a los peatones, que tienen que usar los pasos de peatones cerciorándose de que no vienen vehículos», subraya Carvajal.