Hoy

El acondicionamiento de Obispo Galarza arranca con el jardín vertical

Los cambios comenzarán por el jardín vertical. :: y
Los cambios comenzarán por el jardín vertical. :: y / HOY
  • La alcaldesa quiere incluir en los presupuestos mejoras que permitan potenciar la zona

Es una demanda que viene de lejos, tanto que ya en 2008 se debatía sobre cambiar la imagen de la Plaza de Obispo Galarza mediante el Plan Intramuros. La actuación que se planteó entonces fue tan ambiciosa que se quedó por el camino. Incluso se hablaba de ejecutar expropiaciones y diseñar nuevos itinerarios. Casi una década después, la alcaldesa quiere introducir mejoras que contribuyan a potenciar la zona. Ayer adelantó que su idea es que se incluya alguna partida en las cuentas de 2017 o en su defecto buscar financiación adicional con el fin de que la reforma pendiente comience a concretarse de algún modo. De momento ya hay una primera intervención a la vista y tiene que ver con el muro lateral de la propia plaza. El objetivo es recuperar el jardín vertical.

Será el inicio de un futuro proyecto, más completo y que llegaría al resto del entorno. La intención de incluir una partida para el mismo en las cuentas de 2017 choca, eso sí, con las previsiones que figuran en el anteproyecto de inversiones. Se cuenta con algo más de un millón de euros, pero no se cita Galarza. Sí aparecía en el presupuesto de 2016, en este caso con 216.000 euros.

A finales del año pasado se supo que los propios comerciantes, unidos en una asociación que integran una treintena de empresarios, habían presentado un plan de remodelación. Sugerían mejoras de accesibilidad en vías como Alzapiernas y Sánchez Varona así como la retirada de los contenedores. La alcaldesa hizo alusión ayer a esos aspectos. «Nuestra intención es remodelar esa plaza, porque es muy fácil. Se actúa en el jardín vertical, pero se pueden reubicar los contenedores, hacer los espacios más accesibles, que se respete el área de carga y descarga... El Gobierno está dispuesto a actuar», avanza.

La alcaldesa además reconoce que habrá que hacer una pequeña obra en el ascensor, ya que se avería cada vez que llueve. También ha sido víctima de actos de vandalismo. Los empresarios han pedido que se reabra. Nevado espera que esa situación no se produzca en el caso de las futuras escaleras mecánicas de la calle Alzapiernas.

Ese proyecto tiene como referentes otros similares en ciudades como Santander o Toledo, admite. Se financiará con los fondos europeos del Dusi y facilitará la conexión a un nuevo corredor con el que se gana en accesibilidad.