Hoy

El coche de la avenida de la Hispanidad circulaba a más de 60 kilómetros por hora

Policías toman fotografías del coche, un Mercedes 220, que arrrolló a la joven el pasado viernes.
Policías toman fotografías del coche, un Mercedes 220, que arrrolló a la joven el pasado viernes. / L.C.
  • En el atestado policial se estima que rebasaba el límite de velocidad en la vía, aunque no se puede precisar en cuánto por no haber señales de frenada

Aunque no se puede precisar a qué velocidad circulaba el coche, lo cierto es que se puede concluir que era superior a los 60 kilómetros por hora, por encima del límite en vigor en este tramo de la avenida de la Hispanidad, fijado en 50 al ser una vía urbana más de la ciudad, no incluida en la parte en la que rige la prohibición de pasar de 30 kilómetros por hora.

Según ha podido saber este periódico, en el atestado que ha elaborado la Policía Local sobre el atropello mortal registrado el pasado viernes en el paso de peatones de la avenida de la Hispanidad que da acceso a la estación de autobuses, se concluye que el vehículo que arrolló a la joven María José Ojeda, circulaba a más de 60 kilómetros por hora, sin que se pueda determinar con más precisión debido a que no hay señales de frenada en la calzada. Si se hubieran producido tales señales se podría precisar la velocidad teniendo en cuenta la longitud de la frenada y la intensidad de las marcas que deja la goma de los neumáticos.

En este caso, la aproximación a la velocidad de circulación se apunta teniendo en cuenta que el cuerpo de la mujer atropellada fue desplazado 20 metros desde el paso de peatones en el que fue arrollada por el coche y que pudo recorrer más distancia si no llega a impactar contra otro vehículo estacionado en la avenida. Esta distancia se relacionada con el peso del cuerpo de la víctima del accidente y la fuerza necesaria para su desplazamiento, con lo que se concluye que, como mínimo, el coche que arrolló a la joven debía circular por encima de los 60 kilómetros por hora. En este tramo de la avenida no rige el límite de 30 kilómetros por hora, en vigor entre la rotonda de la estatua del Nezahualcóyotl y el cruce de la Ronda de San Francisco. Son 950 metros limitados a 30. Sin embargo, en el resto de la avenida, otros 400 metros más, entre la rotonda de Nezahualcóyotl y la de Renfe, rige la limitación general de las vías urbanas, es decir 50 kilómetros por hora.

En el mismo atestado de la Policía Local se recoge que testigos presenciales del accidente señalaron que el coche del atropello iba a una velocidad elevada, presumiblemente a más de 50 kilómetros por hora.

Sobre la ausencia de señales de frenada en la calzada, cabe resaltar que resulta una evidencia de que el conductor del vehículo no se percató de que la joven estaba atravesando el paso de peatones porque no hay indicios de que frenara.

En todo caso, será el juzgado el que determine las circunstancias del siniestro una vez se completen la diligencias judiciales del caso. De momento, el conductor no ha prestado todavía declaración ante el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Cáceres. La Policía Local tenía previsto entregar ayer el atestado del accidente en el juzgado, como paso previo para que se le pueda llamar a declarar al conductor.

Simulacro

Por otra parte, cabe señalar que el próximo domingo, día 20 de noviembre, se llevará a cabo un simulacro de accidente de tráfico en la Plaza Mayor con la intervención de diferentes dotaciones de emergencias, como bomberos, sanitarios, Guardia Civil, Policía Local, etcétera.

La actividad comenzará a las 11 horas y forma parte de la celebración del Día Mundial en recuerdo de las víctimas de accidentes de tráfico, organizado por la Fundación de Ayuda al Accidentado, Avata. En lo que va de año se han registrado en la provincia de Cáceres 1.249 accidentes, con resultado de 20 fallecidos, 52 heridos graves y 426 leves.