Hoy

Sólo 3 médicos se han ido de Cáceres a trabajar al extranjero este año

Colegio de Médico de Cáceres, donde se tramitan los certificados para trabajar en otros países. :: a. méndez
Colegio de Médico de Cáceres, donde se tramitan los certificados para trabajar en otros países. :: a. méndez
  • El perfil del profesional que emigra en busca de estabilidad y mejor sueldo es un especialista en medicina familiar de entre 25 y 35 años

La cifra de los médicos colegiados en Cáceres que deciden marcharse al extranjero a trabajar ha ido descendido en los últimos tres años hasta el punto de que en lo que va de 2016 sólo han sido tres los profesionales que han solicitado el certificado de idoneidad necesario para ejercer la medicina en otros países de la Unión Europea (UE), según los datos facilitados a este periódico por el Colegio de Médicos de Cáceres.

Las solicitudes de expedición de certificados de idoneidad dan idea del número de médicos de cacereños, o ejercientes en esta provincia, que han optado por hacer las maletas y emigrar en busca de mejores oportunidades profesionales en el extranjero, dentro de la Unión Europea. Según informa la Organización Médica Colegial de España, OMC, uno de los documentos necesarios para colegiarse y trabajar como médico en otros países de la UE es el certificado electrónico de idoneidad profesional, que lo expide el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos con los datos facilitados por el colegio profesional de la provincia en el que esté inscrito el interesado. Tiene una validez de tres meses. En los cinco primeros meses de 2016, de enero a mayo, se han expedido en toda España 1.566 certificados, lo que supone un aumento del 22 por ciento respecto al año anterior, en el que se expidieron 1.280.

En los cinco últimos años, se han solicitado 14.847 certificados de idoneidad por parte de médicos españoles, «unos datos que ponen de manifiesto la fuga de talento fuera de nuestras fronteras, de médicos españoles y, en especial, de los más jóvenes que buscan en otros países nuevas oportunidades profesionales», según señala la OMC, cuyos últimos datos revelan que Madrid es la comunidad autónoma líder en certificados expedidos, con 322, de tal manera que supera a Cataluña, comunidad que desciende a la segunda posición, con 314. Les siguen Andalucía y Valenciana en la misma posición, ya que acumulan 130 certificados, cada una.

En Cáceres

Como contraste, cabe señalar que Cáceres se sitúa en los últimos puestos de emigración de médicos, con tan sólo 3 profesionales que han solicitado en lo que va de año, de enero a noviembre, el certificado de idoneidad. En el caso de esta provincia, no sólo no aumenta el número de médicos que deciden marcharse sino que ha descendido de manera abultada de un año para otro, concretamente a la mitad: de los seis certificados pedidos en 2015 se ha pasado a sólo tres y apenas quedan dos meses para terminar el año.

De esta manera, se puede decir que en los últimos tres años, desde 2013, coincidiendo con un cierta recuperación económica respecto de los años más duros de la crisis, la cifra de médicos cacereños que se ven obligados a emigrar ha descendido a una quinta parte: de los 17 certificados solicitados en 2013 se ha pasado a solo tres en lo que va de 2016. En 2014 fueron 12 y en 2015, seis.

En este sentido, Francisco Javier García Sánchez, vocal del área de formación y de situación precaria en el Colegio de Médicos de Cáceres, explicó a HOY que en esta provincia desciendo el número de peticiones de certificados para emigrar porque destaca la especialidad de medicina familiar, cuyos profesionales son demandados para cubrir jubilaciones en atención primaria y tienen más opciones sin necesidad de tener que salir al extranjero.

García Sánchez es gaditano pero se ha formado en Extremadura, en la especialidad de medicina interna. Es vocal de la directiva saliente del Colegio de Médicos, la del anterior equipo del presidente, Carlos Arjona que hace unos días ha sido reelegido para el cargo. Este joven médico, de 30 años, terminó el MIR el año pasado y ha tenido que marcharse fuera a trabajar, aunque en su caso no al extranjero: «Yo me he formado en Extremadura, pero he tenido que irme a Madrid a trabajar», afirma y añade que de los 15 médicos de su especialidad formados en la región el pasado año, sólo tres se han podido quedar a trabajar en Extremadura. Afirma que a él le hubiera gustado quedarse en la región.

Sobre la marcha de médicos al extranjero, señala que hay empresas especializadas en reclutar profesionales, a quienes hacen todas las gestiones para llevarlos al país de destino, con ofertas que triplican los sueldos de España: de 5.000 a 7.500 euros mensuales. La empresas intermediarias incluso facilitan cursos de idiomas y hasta el billete de avión, además del acompañamiento en todo momento hasta que el médico empieza a trabajar en su centro de destino.